jueves, 8 de agosto de 2013

Un niño conduce un coche en una emergencia gracias a Mario Kart

A pesar de que siempre surgen algunas voces críticas con los videojuegos y su posible influencia negativa, está claro que pueden ser refuerzos positivos en el día a día. Al menos eso es lo que deja entrever la historia de Gryffin Sanders, un chico de 10 años que salvó a su abuela gracias a Mario Kart.
Gryffin Sanders, de 10 años, viajaba en coche a unos 90 kilómetros por hora con su abuela de 74 y su hermano pequeño de 4. Mientras estaba al volante, la anciana perdió el conocimiento y aunque en un primer momento el niño se preguntó si aquello era una prueba o algo, pronto tomó el control y llevó el coche hasta una cuneta donde éste se detuvo.
El pequeño héroe explicó que su reacción fue motivada, entre otras cosas, por su experiencia al volante con el videojuego Mario Kart, de Nintendo. Su padre ha declarado que su hijo se había comportado como un auténtico héroe y que "no podía estar más orgulloso" de él.

libertaddigital

Lo malo no es la herramienta en sí, si no el uso de quien la emplea, este niño no empleó mal su experiencia de un juego de consola, claro que también hay que controlar qué juegos utilizan los niños

2 comentarios:

Verónica dijo...

Por suerte un final feliz gracias a el.
Besos

silvo dijo...

Cierto Verónica, apremdió bien el niño, besos y buena tarde!