martes, 27 de agosto de 2013

Pierre Corneille

El amor no es más que un deleite; el honor es un deber

Un envidioso jamás perdona el mérito

La manera de dar vale más que lo que se da

Aunque apenas pueda sufrir mis males, prefiero sufrirlos a merecerlos

Jamás la libertad deja de ser grata

La primera es evidente que el honor es un deber pero que aclaren (a gentes de países árabes sobre todo) qué es el honor, en cuanto al amor pienso que es un deber para con nosotros mismos, un deleite que nos debemos (si lo sentimos debemos disfrutarlo con quien nos ame)

La segunda es tan cierta que lo vemos constantemente y hay mucha envidia

La forma es más importante que lo que se da pero lo mejor es la forma junto con lo que se da

La cuarta habla de merecer los males, es malísimo que eso suceda ya que que hablaría muy mal de nosotros pero mejor no sufrirlos tampoco

La quinta fundamental, no somos nada sin libertad

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Joder cortitas pero que buenas que son todas; buenísimas. Me han gustado mucho.

Un abrazo amigo silvo.

Amapola Azzul dijo...

Es verdad, un abrazo.

Besos.

silvo dijo...

Cierto rafa, este hombre tenía gran capacidad de síntesis además de clarividencia, un abrazo!

silvo dijo...

Es muy cierto Amapola Azzul, besos!

Verónica dijo...

Muy buenas reflexiones, tu opinión no se queda atrás.
Besos, feliz tarde

silvo dijo...

Estos pensadores nos dejan claves para un vivir mejor, deberíamos hacerles más caso, gracias por lo que me toca, besos y buena noche Verónica!