martes, 13 de agosto de 2013

Paul Claudel

El orden es el placer de la razón pero el desorden es la delicia de la imaginación

La señal de que no amamos a alguien es que no le damos todo lo mejor que hay en nosotros

Hazles comprender que no tienen en el mundo otro deber que la alegría

No es el tiempo lo que nos falta, somos nosotros los que le faltamos

La inteligencia no es nada sin placer

Eso el desorden tiene magia, no debe ser todo ordenado o estandarizado, sin que llegue la anarquía debemos dejar transcurrir, muy a menudo, los acontecimientos sin que se desmadren ya que muy frecuentemente esos momentos de desorden los que nos sorprenden gratamente

La segundaque decir salvo que es cierfta y muy triste que no nos demos cuenta de que ello sucede, a la viceversa también sucede

La tercera es algo que vengo insistiendo yo pero con la libertad (que es una obligación), para la alegría me vale también y que lo sepan es bueno para que procuren tenerla, eso sí que no la busquen donde no está

El tiempo se limita a transcurrir y somos nosotros quienes obramos así que manos a la obra

Inteligencia y placer son dos cualidades y como tales prestan tenerlas

6 comentarios:

Amapola Azzul dijo...

Silvo, son todas las freses tan profundas que me he quedado en blanco¡¡
Lo siento. :(

silvo dijo...

Puede que una segunda lectura te aclare, besos Amapola Azzul!

Rafa Hernández dijo...

Muy interesantes todas. Sobre todo me gusta la última.

Un abrazo.

silvo dijo...

Esa última es para gente feliz y quien no lo es que se la aplique, sin duda, un abrazo Rafa

Ca Laro dijo...

Muy buenas frases

silvo dijo...

Dice grandes verdades, saludos Ca Laro