sábado, 23 de marzo de 2013

Rod Stewart canta a su primer amor y la hija que dieron en adopción



Ha pasado medio siglo. Rod Stewart acababa de cumplir 18 años cuando fue padre por primera vez. Sin embargo, poco después de que naciera Sarah, el cantante y su primera novia decidieron darla en adopción. Ahora, aquella dramática historia ha servido para inspirar uno de los nuevos temas de regreso musical, Time.
La canción 'Brighton Beach' trata sobre su "primer amor" y aquella hija que tuvieron en común. "Es sobre una chica real, su nombre es Susannah Boffey. Era lo que veía a los 17 años como mi primer amor y fue la madre de mi primer hijo. [La niña] fue adoptada porque no teníamos ni dónde caernos muertos", ha relatado ahora Stewart a The Independent.
Por entonces, Stewart vivía con sus padres y tocaba la armónica en pubs del norte de Londres y Boffey era una estudiante de arte de 17 años. "Tú eras Greta Greta Garbo, yo era Jack Kerouac", glosa Stewart en la canción, explicando que consumaron su amor "bajo las estrellas" en 1963.
"No nos planteábamos casarnos y te marcaba verdaderamente dejar a una chica embarazada en aquella época. Me asustaba decírselo a mis padres, así que se lo dije a mis hermanos y me dijeron 'cuidaremos de ti'", explica el cantante al diario británico.
"Juro a Dios, podría no haberte amado más. Me siento aquí, jugando con mis niños y preguntándome dónde estás en este mundo. ¿Alguna vez te paras y piensas en mí?", canta Stewart, quien ha sorprendido con su regreso musical tras dos décadas de silencio y haber perjurado que no volvería a componer.
Tras darla en adopción, Sarah pasó varios años de un centro de acogida a otro hasta que, a los cinco años, fue adoptada por un matrimonio. A los 18 años supo que Stewart era su padre. Tras un frustrado encuentro, en 2008, tras la muerte de su madre adoptiva, Sarah se puso en contacto con él.
El cantante -quien ha estado casado tres veces y tiene ocho hijos- se ha reconciliado con su hija, ahora llamada Sarah Streeter, a quien va a encantar la canción, según su padre biológico. Así lo explicó al Independent: "Estoy muy en contacto con Sarah y hemos empezado a llamarnos padre e hija, lo que fue duro, porque no le cambié los pañales ni la llevé al colegio. Desafortunadamente, su madre [biológica] no quiere tener mucho que ver con nosotros".

elmundo

Espèro escuchar este tema de Rod ya que puede tener mucho sentimiento acumulado y que ha salido a flote en él, me alegro de que su hija y él estén a bien y me alegraría más que también lo estuviera la madre

6 comentarios:

marga dijo...

Vaya historia, no tenía ni idea, imagino lo duro que fue tomar esa decisión.

¡La voz de Rod siempre me encantó!
¡Besos!

silvo dijo...

Muy duro, seguro, esa voz rota es bella, besines matga!

Verónica dijo...

Seguro será todo un éxito.
Un padre famoso, no le sale a esos otros niños qué un día decidieron darlos en adopción, o simplemente dejarlos abandonados.
Besos

silvo dijo...

Me imagino que tendrá la fuerza de muchos sentimientos, tengo ganas de escuchar este tema, sí, no les sale un padre famoso a muchos, no, besos y buena noche Verónica!

Ca Laro dijo...

Vaya historia, y vaya valor de Rod Stewart para contarlo, sin dudas toda una temática para volver al ruedo.
Saludos!!

silvo dijo...

Ciertas ambas cosas, saldrá algo bueno de tanto sentimiento, saludos Ca Laro!