viernes, 1 de marzo de 2013

Acusan de asesinato a los 8 agentes de la paliza grabada a un taxista sudafricano

"La brutalidad policial avergüenza a Sudáfrica" titula hoy el periódico 'Times Live'. Las imágenes grabadas por un vídeo-aficionado con su teléfono móvil en las que se ve a un conductor de un minibús esposado y arrastrado por el asfalto por un coche policial han dado la vuelta al mundo y provocado una enorme tormenta social en un país acostumbrado desgraciadamente a las constantes denuncias de torturas policiales.
Mido Macia, nombre de la víctima y natural de Mozambique, de 27 años, fallecía horas después en la comisaría por los golpes recibidos en la celda. Algunos testigos dicen que la paliza en la comisaría, que, según la autopsia le ha causado la muerte, duró más de dos horas.
Los ocho agentes presuntamente implicados en la muerte bajo custodia policial han sido detenidos y acusados de asesinato.
Las reacciones esta vez han sido enérgicas. El presidente Jacob Zuma ha calificado el hecho de "horrible e inaceptable". "Ningún ser humano puede ser tratado de esa manera".
La misma opinión tiene la máxima responsable policial, Riah Phiyega, que inmediatamente ha ordenado una investigación interna: "Todos los policías relacionados con el suceso han sido suspendidos y el comandante de la comisaría de Daveyton ha sido cesado de su puesto hasta que se esclarezca este grave suceso", ha anunciado. A las pocas horas, la Dirección de Investigación de la Policía anunciaba la detención de los agentes y el cargo del que se les acusará: asesinato.
Mientras, crece la indignación por el incidente. "Por una multa de entre 20 y 50 euros, que era el coste máximo de la infracción de tener mal aparcado el minibús, no parece lógico que se trate así a alguien", dicen los medios sudafricanos en nuevo estado de 'shock'.
La embajada de Mozambique en Sudáfrica ha pedido explicaciones al más alto nivel, "para que expliquen esta barbaridad". A la vez, las autoridades han realizado una segunda autopsia a Mido Macia para esclarecer aún más si, como apuntaba la primera autopsia, su muerte se ha debido a numerosos golpes recibidos en la cabeza. De hecho, ese primer análisis habla de otros órganos afectados gravemente por la paliza.
La familia de Mido, por su parte, pide justicia y dinero. "No tengo suficiente dinero para mantener a la mujer e hijo de mi hermano. ¿Qué voy a hacer?2, decía Carlo, hermano de la víctima. "Los policías, tras la muerte de mi hermano, no se han interesado por nosotros. Sólo queremos saber quién lo ha matado, quién lo ha matado como si fuera un perro", reclama Carlo.

elmundo

Vaya como se ponen a quien unfringe con 20 ó 50 euros y los verdaderos "delincuentes" los de mucho dinero de rositas seguramente, de todas formas la policía no debe actuar así con un hombre que no es un peligro para ellos ya que no iba armado, a la familia la comprendo, lo de no tener dinero, pero deseo que quieran (ante todo) justicia, os dejo el vídeo:


4 comentarios:

Verónica dijo...

Me aterra, qué algunas personas no respeten la vida de otras.
Besos

silvo dijo...

Es un abuso claro de poder y pagarán por ello, no se debe tratar así a nadie desarmado, besos y buena noche Verónica!

marga dijo...

Que hijos de perra, no se me ocurre otra cosa que decir.
Abrazos silvo.

silvo dijo...

Es muy difícil calificarles y junto con el cabreo que uno pilla no les hace merecedores de algo mejor, un abrazo marga!