lunes, 7 de abril de 2014

Amistades


Este cachorro de tigre blanco fue separado de su madre al nacer pero ha sido adoptado por una reserva de animales en la que ha tenido la suerte de encontrar un gran amigo: un chimpancé que incluso ayuda a sus cuidadores y le presta toda la atención que necesita.

Que

A ver si aprendemos

4 comentarios:

ANTONIO Valentim dijo...

De fazer inveja aos humanos, amigo Silvo.

silvo dijo...

Cierto Valentim, un abrazo amigo!

Verónica O.M. dijo...

Tierna imagen.
Los animales nos enseñan.
Besos

silvo dijo...

Muy tierna, debemos ser más sencillos que parece tenemos el cerebro para complicarnos, besos y buena tarde Verónica!