lunes, 30 de enero de 2012

Continúa trabajando con un clavo de siete centímetros en el cerebro



Dante Autullo pensó que sus médicos estaban bromeando. El hombre, que vive en los suburbios de Chicago, estaba seguro de que sólo se había cortado con una pistola de clavos mientras construía un cobertizo. Pero le aseguraron que la radiografía era real: Tenía un clavo insertado en el centro de su cerebro.
Autullo se está recuperando después de someterse a una cirugía en el Advocate Christ Medical Center en Oak Lawn, donde los médicos le extirparon el clavo de 7,62 centímetros. Estaba alojado a pocos milímetros de la parte del cerebro que controla la función motora. "Cuando me enseñaron la radiografía le dije al médico '¿Es esto una broma? ¿Has sacado esto del archivo de bromas de médicos?'", recuerda el joven de 32 años. "El doctor dijo 'No, hombre, esto está en tu cabeza'". Autullo asegura que mientras trabajaba en el cobertizo, la pistola de clavos se disparó. Sin nada que hiciera sospechar que el clavo no había simplemente pasado cerca de su cabeza, su viejo compañero, Gail Glaenzer, le limpió la herida con agua. "Realmente sentí como si me hubieran golpeado en el lado de la cabeza", dijo, agregando que tras el incidente siguió trabajando. "Pensé que había pasado rozando mi oreja".

orange

Es increible, no se dieron cuenta que el clavo estaba dentro, el cerebro es muy aplio y no se ytiliza gran parte de él por lo que no tuvo maores consecuencias aunque estuvo muy cerca de tenerlas

2 comentarios:

marga dijo...

Me duele sólo de mirarlo, ufff, ¡como para pasar desapercibido!, jaja

silvo dijo...

Menudo clavo y no se había dado cuenta de que le tenía dentro, besos marga!