sábado, 4 de febrero de 2012

Un efusivo apretón de manos termina con un dedo roto

Nunca un saludo fue tan efusivo entre dos alcaldes. El alcalde de Cullera, Ernesto Sanjuán, le ha roto un dedo a su homólogo de Canals, Ricardo Cardona, en un apretón de manos, en el que Sanjúan no controló su fuerza. Ambos ediles sellaron así el encuentro en el palco, en el partido en el que se enfrentaban los jugadores del Canals y del Cullera.
"Me apretó con las dos manos y yo quería huir, pero bueno, al final el resultado es el que es", dice Cardona, tomándose lo sucedido con humor. Una mano derecha inmovilizada, con la que el alcalde solo puede firmar con dos dedos.
La fuerza de Ernesto Sanjuán no es ningún secreto en Cullera, donde todos saben que el edil es aficionado a la halterofilia. Algunos políticos incluso le han llegado a pedir por favor que controle su efusividad. "Es más agradable encontrar una mano sólida que no una mano blanda", opina un vecino. En el pueblo no se habla de otra cosa.

hoy

Será emjor que el apretón sea fuerte pero no en exceso que ñuego suceden accidentes como este, abrá que saber antes de dar la mano si practican halterofilia

4 comentarios:

Verónica dijo...

¡Vaya fuerza! yo preferiría un saludo de palabra, y sin tocar por si acaso jaja
Besos, muy buena noche Silvo...

silvo dijo...

Jajaj a ese ya no le dará la mano nadie jaja, besos y buen día Verónica!

marga dijo...

Me lo pensaré bien antes da darle la mano a alguien, jaja
abrazo.

silvo dijo...

Va a haber un antes y un después de este apretón de manos jaja, un abrazo marga!