martes, 28 de febrero de 2012

La gente de clase alta es más propensa a violar las normas



Los individuos de clase alta pueden ser más propensos a comportarse de forma poco ética que los de clase baja, según sugiere un estudio recién publicado en la revista científica 'Proceedings of The National Academy of Sciences' (PNAS).

El trabajo ha sido dirigido por Paul K. Piff, del Departamento de Psicología de la Universidad de California en Berkeley. Él y sus colegas llegaron a esta conclusión tras realizar siete experimentos, tanto de campo como de laboratorio, sobre el comportamiento de diversas personas en las mismas circustancias y teniendo en cuenta su estatus social.

Para su estudio, los psicólogos entendieron como individuos de clase alta a aquellos con más riqueza, prestigio profesional y nivel educativo.

En los dos primeros estudios, realizados con observaciones al aire libre, los individuos de clase alta demostraron que tenían más facilidad para saltarse las normas de tráfico en comparación con los individudos observados y que pertenecían a estratos sociales menos elevados.

Después, el equipo de psicólogos de Berkeley desarrolló una serie de experimentos de laboratorio que sirvieron para demostrar, según afirman en su artículo, que las personas de rango social alto fueron más proclives a tomar decisiones poco éticas, coger objetos que no les pertenecían, mentir en una negociación, engañar para aumentar sus posibilidades de llevarse un premio y aprobar comportamientos incorrectos en el trabajo.

Los autores de esta investigación defienden que la avaricia es uno de los motores que llevan a este tipo de conductas asociales. Así, según afirma Paul K. Piff en el artículo publicado en PNAS , uno de los elementos que explica esta tendencia de la gente de rango alto a tener comportamientos menos éticos se debe a que tienen, por el contrario, una actitud más favorable hacia la avaricia.

En sus dos primeros experimentos, realizados en al aire libre el área de San Francisco, las personas consideradas por los investigadores como de rango elevado fueron las que más veces llevaron a cabo dos prácticas poco éticas: cortar el paso a otros conductores en un cruce complicado de cuatro carriles y no ceder el paso a los peatones. Los autores hicieron observaciones reales de lo que ocurría en la ciudad, de modo que estimaron el rango social de los infractores de las normas de tráfico en función del modelo de coche, la vestimenta y la edad del conductor.

En los siguientes estudios de laboratorio sí tomaron como muestra individuos elegidos para el caso, entre estudiantes de la Universidad de Berkeley y adultos seleccionados de todas las partes de Estados Unidos. Los investigadores descubrió que los individuos con posición social alta eran más propensos a engañar, robar, mentir y tomar decisiones poco éticas. Según los psicólogos de Berkeley, esta actitud poco ética ligada a la clase alta es independiente de la edad, el género, la etnia, las creencias religiosas y la orientación política.

elmundo

Estos estudios han llevado a la conclusión lógica que ya veíamos y vemos, son avariciosos, se saltan las normas y nos tienen en crisis porque no invierten lo ganado, los gobiernos deeben obligarles o no nos sacarán del pozo, ese perfil que nos dibujan es exactamente el esperado

8 comentarios:

Irma dijo...

Con dinero se compra la justicia, se limpian trapos sucios y todo queda "impecable", incluso se absuelve a los ladrones, aunque algunos reyes digan que la justicia es igual para todos.

Un abrazo utópico, Irma.-

Odorica Ion dijo...

Silvo, trebuie sa-mi gasesc alta formulare de adresare catre tine, pentru ca sunt considerata robot. Pa, Odorica

silvo dijo...

Lo mínimo que se puede pedir a la justicia es que sea justa,por eso se la representa que no pueda ver, no debe distinguir si no non es justicia, un abrazo Irma!

silvo dijo...

Ha ha, si es que el portero que tengo se pasa haha, un abrazo y buena tarde Odorica!

Anónimo dijo...

no hacia falta ningun estudio para esa conclusion

silvo dijo...

A ver si alguien toma cartas en el asunto al haber este estudio, saludos anónimo

Verónica dijo...

Comparto la opinión de Irma, pienso que lo ha dicho muy bien.
Besos, muy buena noche

silvo dijo...

La Justicia es el último recurso de quien ha resultado dañado y no debe mirar a quien si no qué, besos y buena noche Verónica!