lunes, 8 de julio de 2013

Sale a la venta un curioso anillo de bodas para evitar infidelidades


Si hace poco salió a la luz un anillo que alcanzaba temperaturas insoportables como recordatorio de la llegada del día del aniversario de bodas, ahora es un nuevo y singular anillo de bodas de titanio el que irrumpe en el mercado con el objetivo de evitar infidelidades y no dejar indiferente a nadie. En su grabado lleva inscritas las palabras "I'm Married" ("Estoy casado"), y cuando uno decide quitárselo y dejarlo a un lado, la frase continúa impresa en el dedo, de tal modo que con ello se siga revelando el verdadero estado civil de su propietario.
Aquellos que en una medida desesperada busquen alejar a su cónyugue de posibles infidelidades, tendrán que asumir un coste que oscila entre los 420 y 430 euros, una cifra considerable teniendo en cuenta el tono humorístico que este producto, –conscientemente–, trae también consigo.
Comercializado desde la tienda online que se califica a sí misma como "inmadura",  'TheCheeky.com' , el anillo aparece acompañado de una descripción peculiar: "Con Arnold, Tiger y un miembro del Fondo Monetario Internacional en mente, hemos creado este anillo de bodas para las personas que pretenden engañar a sus parejas'.
Dicho mensaje, hace clara alusión a los casos más sonados de infidelidad en los últimos tiempos, refiriéndose al actor y político austriaco Arnold Schwarzenegger, el famoso jugador de golf, Tiger Woods, y el economista, político francés y ex director gerente del Fondo Monetario, Dominique Strauss-Kahn.
La compañía que distribuye el anillo justifica su propósito, tal y como recoge el diario británico 'Dailymail': "Nuestras ideas se basan en productos fundados en verdades incómodas y honestas que pretenden hacerte reir y pensar al respecto".
Aún es pronto para determinar si esta propuesta será un éxito en el mercado o no, pero si hay algo de lo que podemos estar seguros es de que la idea no dejará indiferente ni a los consumidores ni a aquellos que tengan oportunidad de toparse con uno de estos anillos.

telecinco

la fidelidad no está en el anillo ni en la marca del dedo, me alegro de que hablen de que va en plan humorístico, la fidelidad va en un lugar en el que no queda marcado de esa forma si no en el sentir de las personas, eso no debemos perderlo de vista nunca

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Jajaja, ya no saben que sacar. Ahora lo mismo con el anillo ese todavía hay más cuernos, jajaja.

Un abrazo.

silvo dijo...

Igual jaja, un abrazo amigo Rafa!

Verónica dijo...

Jaja, yo en verano me lo quito (no me coge el anillo por el calor)
Bss!

silvo dijo...

No importa el anillo, importan los sentimientos, besos y buena noche Verónica!

Ca Laro dijo...

Pués en la mayoría de los casos, precisamente el estado civil casado es el que provoca a los terceros, ja

silvo dijo...

Jajja, me temo que así es jajaja, saludos Ca laro