lunes, 8 de julio de 2013

Rescatan a cinco hombres sitiados por tigres en una jungla de Sumatra

Los equipos de emergencia han rescatado hoy a cinco personas que estaban encaramadas a un árbol, en una jungla de Indonesia, desde hace cuatro días porque les sitiaban varios tigres de Sumatra que habían devorado ya a un sexto miembro del grupo.
Fuentes policiales han asegurado que fueron tres domadores quienes ahuyentaron a las fieras y rescataron a los cinco hombres sin lesiones, pero en un estado débil.
El equipo, integrado por 30 miembros y que empezó la búsqueda el sábado, tardó en llegar hasta la zona debido a la densidad de la jungla del parque nacional de Leuser, en el norte de la isla Sumatra, un territorio también poblado por orangutanes y elefantes.
Las cinco personas se encaramaron a un árbol el jueves pasado y desde allí pidieron socorro a sus vecinos a través de un teléfono móvil. El sexto miembro del grupo también se subió a un árbol para protegerse, pero la rama en la que estaba se rompió y cayó al suelo.
Ese mismo día, los vecinos los localizaron pero decidieron retirarse tras avistar cuatro grandes tigres en la base. Los problemas comenzaron cuando el grupo de hombres, que buscaba madera aromática en la selva de Leuser, utilizada para la elaboración de perfumes e incienso y de alto valor comercial, mató a una cría de tigre por accidente.
Los ataques de tigres en Sumatra han aumentado a medida que las plantaciones de palma de aceite y las empresas papeleras destruyen las junglas y reducen su hábitat natural.
El parque de Leuser, con una superficie de unos 8.000 kilómetros cuadrados (casi el tamaño de Puerto Rico), se estima que acoge a algo más de un centenar de tigres de Sumatra del medio millar de ejemplares que viven en estado salvaje.
Indonesia es el tercer país del mundo con mayor superficie forestal y el que registra una tasa de deforestación más alta, lo que ha contribuido a que sea el tercer principal emisor de dióxido de carbono, por detrás de China y Estados Unidos.

elmundo

Pobre hombre al que se le rompió la rama, bien por los móviles muy útiles muy a menudo y por quienes consiguieron rescatar a los otros cinco

8 comentarios:

Verónica dijo...

Pobre hombre, que mal final.
Los otros corrieron mejor suerte, el móvil ha sido su salvación.
Bss!

silvo dijo...

pobre, sí.

El móvil bien usado es genial, besos y buena noche Verónica!

Amapola Azzul dijo...

Estoy de acuerdo, Un abrazo.

silvo dijo...

Al menos cinco acabaron bien , besos Amapola Azzul!

Rafa Hernández dijo...

Joder menudo susto pasarían, y a uno se lo paparon. Antes de verme en esa situación, yo te aseguro que primero me atrevería a correr todos los días los Sanfermines.

Un abrazo.

silvo dijo...

Terrorífica situación y los de abajo esperando para comer más, tremendo, un abrazo Rafa!

Ca Laro dijo...

Vaya aventura

silvo dijo...

Yremendo, saludos Ca Laro