sábado, 4 de agosto de 2012

Los toros también pueden ser mansos

Christophe Thomas es un ganadero francés que adoptó un toro de lidia, que iba a ser destinado a corridas en Barcelona, cuando tenía tres meses. Ahora, el toro convive con otros muchos animales (cabras, caballos, perros…) y mantiene una relación estrecha y conmovedora con su dueño.

Thomas, cuando era niño, acostumbraba ir con su padre a un bar en el que siempre había un cartel de una corrida y que siempre observaba. Cuando fue lo suficiente mayor como para entender lo que significaba se dijo “algún día salvaré a un toro”.

Así fue, hace unos dos años, Christophe Thomas compró un toro de tres meses de la ganadería Domecq que iba a ser destinado a corridas de Barcelona y comenzó a darle el biberón. En los vídeos que circulan por internet, se puede ver a Fadjen (nombre del toro) correteando detrás de su dueño, jugando, siendo cepillado, tumbado… y cómo Thomas retoza con él al igual que un perro cariñoso y juguetón.

etb

A Christophe solamente queda darle las gracias por rescatar un toro de lidia y demostrar que puede ser dócil y convivir con otro tipo de animales, la verdad es que emociona el vídeo, acaba con el argumento de que si no fuera por las corridas este animal desaparecería, vídeo:

4 comentarios:

marga dijo...

cuando se prohiban de una vez las corridas de toros, creeré un poco más en la humanidad (cosa que no le falta a Christophe), porque en la lealtad de los animales, creo hace mucho tiempo,
¡miles de besos!

silvo dijo...

Cierto marga, no de debe ser tan crueles con los animales, además vemos que no se lo merecen Christophe ha sabido demostrarlo y deja sin argumentos a quienes defienden ese tipo de prácticas, besines!

Verónica dijo...

Ojalá, hubiesen muchos como él.
Besos

silvo dijo...

Hacen mucha falta Verónica, un abrazo y buen domingo!