martes, 7 de agosto de 2012

Fallece el gran compositor Marvin Hamlisch



El compositor Marvin Hamlisch, autor de docenas de partituras cinematográficas y espectáculos como 'Tal como éramos' o 'A Chorus Line', ha muerto en Los Ángeles a los 68 años de edad.

Hamlisch falleció este lunes tras una breve convalecencia, según dijo un portavoz de la familia en un comunicado. El compositor había sido hospitalizado la semana pasada, aunque las causas de su muerte no han trascendido.

Compositor, director y pianista, Marvin produjo más de 40 bandas sonoras de películas, incluyendo composiciones originales y adaptaciones musicales. Ganó dos premios Oscar a la mejor partitura y mejor canción por 'Tal como éramos' (1973) y protagonizada por Robert Redford y Barbra Streisand (gran amiga del fallecido).

Aquella misma noche, ganó otro premio de la academia a la mejor adaptación musical con 'El golpe', para la que había adaptado las composiciones de Scott Joplin.


En el momento de su muerte, trabajaba en una nueva comedia musical ('Gotta Dance') y se disponía a componer la música del telefilme de Steven Soderbergh 'Liberace' -sobre el célebre pianista-, actualmente en rodaje. Precisamente, su último trabajo para el cine fue la música de '¡El soplón!' (2009), también de Soderbergh.

Su producción fílmica que incluye otros éxitos como 'La decisión de Sophie', 'Gente corriente', 'El nadador', 'Tres hombres y un bebé', 'Castillos de hielo', 'Toma el dinero y corre' y 'Bananas'.


elmundo

La música vuelve a estar de luto, el cine también, se ha ido un GRANDE en la composición, descanse en paz, mi pésame a todos

6 comentarios:

Odorica Ion dijo...

Silvo, o dimineata vesela ! Te imbratisez, Odorica

Paula dijo...

se estan yendo todos..

QEPD

Boris dijo...

Poco a poco se nos va una generación irrepetible de compositores, el cine lo va a notar en el futuro DEP

silvo dijo...

Buen día y un abrazo Odorica!

silvo dijo...

Cierto Paula, besos!

silvo dijo...

El cine acusará su falta, hay películas que quedaron unidas, y no se entenderían ya sin ellas, a las bandas sonoras, saludos Boris