viernes, 10 de agosto de 2012

Blake, el ex marido de Amy Winehouse, en coma



El ex marido de la fallecida Amy Winehouse, Blake Fielder-Civil, se encuentra en estado de coma tras sufrir un fallo multiorgánico provocado por la ingesta de grandes dosis de alcohol y drogas. Fue su actual pareja, Sarah Aspin, la que le encontró a las seis de la mañana agonizando en la cama y dio la voz de alarma.

Desde que se ha producido su ingreso en el hospital, la madre de Blake Fielder-Civil no se ha separado del lado de su hijo ni un sólo momento: "Rezo para que sobreviva, pero también me preparo por si no llegara a despertar nunca", asegura.


Por su parte, Mitcht Winehouse, el padre de Amy, ha querido manifestar su apoyo a la familia del joven: "Lo de Blake ha sido una noticia terrible y rezamos para se recupere. Al fin y al cabo, mi hija le amaba".


El joven, que se casó con la cantante en mayo de 2007 y se divorció de ella dos años más tarde, fue acusado en varias ocasiones de alimentar su adicción a las drogas.


A sus 30 años, Blake llevaba luchando durante mucho tiempo contra su adicción a la heroína y, desde la muerte de su ex mujer, había intentado rehabilitarse en varias ocasiones.


Este trágico suceso llega un año después de que una de las voces más reconocidas del soul se apagara para siempre cuando, el 23 de julio del 2011, la cantante fue encontrada muerta en su domicilio de Londres.


elmundo

Esperemos se recupere, no debemos caer en las drogas y nunca creer que las dominamos ya que vemos que son ellas las que acaban haciéndose las dueñas

4 comentarios:

Boris dijo...

Blake fue quien metió en lado oscuro a Amy y esta visto que llevaban un destino similar. Siendo realistas tiene difícil salir de esta, pero si sale espero que de una vez por todos enfoque su vida de manera diferente

silvo dijo...

Parece dominado por sustancias muy nocivas, a ver si sale de esta y los demás debemos tpomar nota y no engañarnos, saludos Boris

Verónica dijo...

Ojalá se salve y vea que ese no es el camino, así se lo deseo.
Besos, feliz domingo

silvo dijo...

Ojalá Verónica, besos y buen día!