martes, 11 de junio de 2013

Se avanza en hacer invisibles los objetos y las personas

El científico de la Universidad de Rochester (Estados Unidos), John Howell, y su hijo de 14 años, Benjamin, han creado una capa de invisibilidad que es capaz de ocultar objetos grandes en todo el espectro óptico. El autor ha destacado, además, que se trata de un dispositivo de "bajo coste" y "muy sencilla" pero que funciona de forma "sorprendentemente eficaz".
La invisibilidad es un tema que se ha debatido desde hace tiempo tanto en la cultura popular como en la comunidad científica. Invisibilidad significa ocultar un objeto de la vista a frecuencias específicas, y diferentes tipos de camuflaje. Hasta ahora, los estudios realizados solo lograban 'esconder' objetos para algunas frecuencias y para objetos de pequeño tamaño.
El sistema ideado por la familia Howell, cuyo trabajo ha sido publicado en Arxiv, consta de tres dispositivos. El primero de plexiglás y con cubos de agua en forma de L. El segundo utiliza cuatro lentes para conseguir un camuflaje óptico, mientras que le último utiliza un conjunto de espejos, un sistema que utilizan los magos en sus trucos.
Con estos mecanismos se logra "doblar" la luz en un determinado espacio y ocultar un objeto. Y, según ha explicado el investigador, todos estos materiales se han conseguido en tiendas baratas y el presupuesto total del experimento ha sido de 150 dólares. Además, se podría reproducir a gran escala.
Pero este logro también tiene "algunas limitaciones", como ha reconocido Howel, quien ha apuntado que "el punto débil de esta tecnología es que sólo funciona en una dirección, o asumiendo que el observador no se moverá de su lugar". Aún así, cuenta con más ventajas que otros sistemas presentados anteriormente por científicos.
Este sistema se suma a otros prototipos anteriores de 'capas de invisibilidad', como uno desarrollado por la Universidad de Austin (Texas, EEUU), y otro diseñado por científicos españoles en la Universidad Autónoma de Barcelona.

elmundo

Se avanza en el tema de ocultar a la vista objetos o personas, dentro de no mucho no sabremos si nos observan o no, en cuanto a la utilidad militar de este artilugio prefiero ni pensarlo, podéis ver en este vídeo el ingenio:


4 comentarios:

Verónica dijo...

¡Sorprendente! si se utilizase para bien...
Besos

silvo dijo...

si, esperemos que la utilidad sea la debida, besos y buena noche Veronica

Rafa Hernández dijo...

Alucinante aunque yo creo que ya saben hasta las veces que respiramos. Aunque como dice Verónica; si fuese para bien: bien está.

Un abrazo.

silvo dijo...

Me temo que nos conocen muy bien, menos mal que somos buena gente jeje, un abrazo Rafa!