martes, 18 de junio de 2013

Pier A.C. Beaumarchais

Me apresuro a reírme de todo, para no verme obligado a llorar

Mediocre y trepador, y se llega a todo

En materia de amor, demasiado es todavía poco

La vida es demasiado corta para dar satisfacción al rencor

Saber hacer vale más que saber

Quizás eso les pasa a las gentes a quienes las dificultades ponen esa risa nerviosa que me enerva, aunque creo que se refiere más  bien a que pensemos de forma optimista que es más positivo

La segunda puede ser una definición de político

La tercera es que el amor es algo insuperable, no pienso que demasiado es poco si no que el amor supera a demasiado

La cuarta debemos tenerla en cuenta cuando guardamos dentro ese sentimiento de venganza, no vale para nada si no es para que nos sigamos fastidiando

La quinta habla de poenerse en acción y poner en práctica los conocimientos

6 comentarios:

Amapola Azul dijo...

Bonitas todas tus reflexiones. Abrazos¡¡

Lindo blog el tuyo.

silvo dijo...

Gracias Amapola Azzul, me encanta que te guste, besos!

Rafa Hernández dijo...

Cortitas pero muy buenas. Porque mientras más cortas son, más sustancia tienen.

Un abrazo amigo.

silvo dijo...

Cierto Rafa, poco pero muy expresivo, un abrazo!

Verónica dijo...

Silvo, muy buenas todas.
Con respecto a la primera, conocí un caso de una persona que había muerto su padre, todo el tiempo se lo pasó riendo (seguro que por nervios)
Besos

silvo dijo...

Yo tengo cerca de mí gente que se ríe cuando hay dificultades y me pone nervioso aunque lo entienda, tremendo el caso que cuentas, besos y buena noche Verónica!