jueves, 6 de junio de 2013

Hallan un taller ilegal en Moscú donde vivían 200 personas indocumentadas

Aunque tenía apariencia de un sótano corriente, lo que escondía una habitación subterránea de Moscú era en realidad uno de los mayores talleres clandestinos de Rusia. La policía ha desmantelado una manufactura dedicada a falsificar ropa de marca en la que trabajaban alrededor de 200 personas sin permiso de residencia legal.
Además de elaborar las prendas de vestir, los detenidos, la mayoría de ellos de origen asiático, también vivían en las instalaciones en condiciones paupérrimas.
El taller oculto está construido bajo un mercado abandonado de la capital de Rusia. Los habitantes, que nunca salían al exterior, acondicionaron el sótano para que su vida fuese lo más 'agradable' posible: tenían un restaurante y una sala de juegos, según ha informado la agencia Atlas.
Esta es la última operación policial contra las mafias de inmigrantes indocumentados. La semana pasada casi 1.000 fueron detenidos en varias redadas.
La explotación laboral está siendo motivo de alarma en la comunidad internacional. El debate entre la opinión pública está al rojo vivo desde que el pasado abril el derrumbe de un edificio en el que se encontraba un taller de ropa en Bangladesh acabase con la vida de más de un millar de personas.
La catástrofe descubrió 'los talleres de la miseria', una serie de fábricas superpobladas con mano de obra barata que mantenía a sus trabajadores en condiciones insalubres.

elmundo

No podemos competir con gentes trabajando en esas condiciones y aunque empeoremos las nuestras (fruto de muchos años de luchas reivindicativas), nos seguirán ganando, tampoco obramos bien cuando compramos esa ropa tan barata ya que colaboramos con sucesos como este y con el que no se fabriquen las prendas aquí lo que se traduce en menos puestos de trabajo y que quienes lo tengan lo hagan en cada vez peores condiciones, debemos saber y pensar en estas cosas cuando gastamos nuestro dinero

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Que pena, pero que pena. Y estoy totalmente de acuerdo con tu comentario.

Un abrazo.

silvo dijo...

Muy triste, sí, hay que no comprar productos de determinadas procedencias ya que son fruto de situaciones como esta y quienes tienen las ganancias se fueron de aquí (muchos de ellos), un abrazo Rafa!

Amapola Azul dijo...

tienes razón , besos¡.

silvo dijo...

Es que nos quejamos pero no hacemos nada por evitarlo, besos Amapola azzul!

Verónica dijo...

Es una verdadera pena todo lo que está pasando.
Besos

silvo dijo...

Luego nos quejamos y estamos colaborando en esto, besos y buena noche Verónica!