viernes, 17 de mayo de 2013

UNA MUJER GOLPEÓ A UN POLICÍA PARA DEJAR DE FUMAR


Luego de esperar durante horas en la puerta de la comisaría a que saliera un policía, Etta Lopez cerró el paso al oficial Matt Campoy y lo golpeó. “Fue sin ningún tipo de provocación, dio un paso al frente y me pegó una cachetada en la cara”, dijo Campoy, que trabaja en la carcel de Sacramento, California, y agregó que este es su primer asalto en el cumplimiento del deber, aunque no reportó heridas.

Lopez admitió a la policía que buscaba ser detenida en prisión para verse forzada a dejar de fumar . Irónico, teniendo en cuenta que casi todas las películas americanas muestran que si hay algo fácil de conseguir en las cárceles de EEUU, son cigarrillos.


noticiaslocas

Es cierto que no se deja de fumar en la cárcel, encima hace el ridículo pegando a un agente, quizás sea más fácil recluirse en algún monasterio o lugar específico para ello

4 comentarios:

Paula dijo...

ah que original (?)

silvo dijo...

Jaja, me parece que no consiguió su objetivo jaja, besos Paula!

Verónica dijo...

Hay algunas con carácter, jaja.
Besos

silvo dijo...

Jajja, eso parece jaja, besos y buena noche!