sábado, 2 de febrero de 2013

Un perro encuentra una piedra de 'vómito de ballena' valorada en 100.000 euros


Sin duda el perro es el mejor amigo del hombre. Y si no que se lo pregunten a Ken Wilman. 'Madge' le va a hacer ganar una buena cantidad de dinero. Como cada mañana paseaban por su playa favorita de Inglaterra cuando el animal sintió curiosidad por lo que aparentemente parecía ser una piedra cualquiera. A Wilman le sorprendió que su perra no parara de olfatear una roca, así que se puso a investigar.

Cuando regresó a casa Ken Wilman buscó en Google el significado de esa piedra y encontró lo que era 'vómito de ballena', conmunmente llamado ambar gris. Tan pronto como vio las fotos regresó directamente a la playa, recogió la piedra y la llevó a casa. En total, tres kilos de ámbar gris. Una sustancia que se forma en el intestino del cachalote a partir de algunos alimentos mal digeridos y que es muy apreciada para la elaboración de perfumes.

Se trata de una una sustancia muy rica, con un olor exquisito. "Creo que si la gente pudiera olerlo ahora podrían reconocerlo en algunas de las fragancias de hombre más clásicas", asegura una trabajadora de una perfumería.
En el antiguo Egipto ya conocían las propiedades de estas piedras. Aunque eso sí, en un primer momento, el 'vómito de ballena' apesta. Sin embargo, el paso del tiempo, unido a la acción del sol, las olas y el salitre lo convierte en un tesoro para los laboratorios cosméticos que han comunicado a Wilman que pueden pagarle hasta 100.000 euros por el ejemplar. No sabemos si Wilman compartirá los ingresos con su mascota, pero nadie duda que tanto uno como otro han tenido muy buen olfato.

antena3

Jope ya se por qué aquí prohiben los perros en las playas y yo que creía que era por tema sanitario..., si ya se es que quieren encontrarlas ellos jaja, el ámbar no es una piedra al uso si no una resina

8 comentarios:

marga dijo...

Estaré pendiente de todas las piedras de la playa a partir de ahora, jajaja

silvo dijo...

Jaja, el ser ricos depende de ese hallazgo jaja, yo voy a perseguir ballenas y recoherlas antes jaja, besines marga!

Irma dijo...

Vaya pues si que cotizan caras las resacas de ballena, madre mía creo que hemos perdido más que el norte.

No quiero pensar el día que encuentren el estornudo de una araña...

Un abrazote utópico, Irma.-

Verónica dijo...

Menudo hallazgo, la perrita se merece un buen regalo.
Besos

silvo dijo...

Parece que lo pagan bien, no se si me iré, con perro claro, a vivir a la costa, un abrazo Irma!

silvo dijo...

La perra sabe latín (una piedra que hiele es sospechosa) jaja, besos y buena tarde Verónica!

Bruno_1 dijo...

que cosas tiene el mundo, suerte para el perro. saludos!! http://elblogdebruno1.blogspot.com

silvo dijo...

Un tesoro encontró jaja, saludos Bruno