miércoles, 27 de febrero de 2013

El multimillonario Dennis Tito quiere lanzar una misión tripulada a Marte en 2018



El multimillonario empresario Dennis Tito ha anunciado que pretende lanzar una misión tripulada al planeta rojo en 2018, a través de la Fundación Inspiración Marte que él mismo ha creado. Tito ha indicado que el viaje de ida y vuelta a Marte tendría una duración de 501 días.
Según ha explicado Tito en una rueda de prensa celebrada en Washington, la misión partiría de la Tierra el 5 de enero de 2018 y llegaría a Marte el 20 de agosto de ese mismo año. El regreso está programado para el 21 de mayo de 2019.
La tripulación estaría compuesta de un hombre y una mujer, preferiblemente un matrimonio, que no llegarían a aterrizar en la superficie de Marte, sino que se aproximarían a una distancia de unos pocos cientos de kilómetros de planeta rojo (más o menos la misma distancia que existe entre la Estación Espacial Internacional y la Tierra).
Tito cree que para resistir la soledad y la sensación de aislamiento que inevitablemente puede provocar una misión de estas características, lo ideal sería que los tripulantes seleccionados fueran una pareja casada.
"Cuando estás tan lejos y la Tierra no es más que un pequeño punto azul, vas a necesitar a alguien a quien poder abrazar", explicó Tito, en declaraciones a la web Space.com. "¿Qué mejor solución para los problemas psicológicos a los que te vas a enfrentar en una situación de aislamiento?"

Alineación de planetas

El proyecto de Tito pretende aprovechar una alineación infrecuente de los planetas que permitiría realizar el viaje de la Tierra a Marte de forma relativamente rápida y económica.
"Hay pocas oportunidades para poder viajar a Marte y volver en relativamente poco tiempo, en torno a año y medio, o unos 500 días", explicó Tito. "Si se pierden esas oportunidades, la duración tipica del viaje sería de entre dos o tres años".
Además, el multimillonario estadounidense quiere utilizar tecnologías de cohetes y naves que ya existen en el mercado, como la cápsula Dragon de la compañía Space X, en California.
El empresario estadounidense, que fue ingeniero del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, se convirtió en 2001 en el primer turista en el espacio, tras pagar 20 millones de dólares. Pasó seis días con los tripulantes de la Estación Espacial Internacional (ISS)
Con la que sería la primera misión privada a Marte, Tito aprovechará su experiencia en la NASA, cuando trabajó en el equipo que envió las naves Mariner 4 y 9 a sobrevolar el planeta rojo en los años 60 y 70. De hecho, Mariner 4 fue el primer sobrevuelo con éxito a Marte en 1965, emitiendo las primeras imágenes de otro planeta desde el espacio profundo.
Si Tito consiguiera su objetivo, se adelantaría en más de una década a los planes la NASA, cuyo objetivo es lanzar la primera misión tripulada a Marte a partir de 2030.

elmundo

Es muy buena idea si la pareja no se enfada, muchísimo tiempo en poco espacio, en cuanto a que sea un particular quien financie el proyecto ya sabéis lko que opino que no hay derecho a que los estados estén en manos de particulares, así nos va, por cierto la expesición de Prometheus también estaba financiada por un particular

2 comentarios:

Verónica dijo...

Por aquí ando otra vez, debe valer un pastón.
Té estoy muy agradecida.
Besos

silvo dijo...

Parece que hay quien tienen muchísimo dinero y este hombre está dispuesto a financiar el viaje, gracias Verónica, besos y buen día!