domingo, 24 de febrero de 2013

Muere un perro durante una operación de cirugía estética en China



Un criador de mastines chino intentó mejorar el aspecto de su perro para poder utilizarlo para el apareamiento con hembras mastines y le sometió a una operación de cirugía plástica. El perro murió en la mesa de operaciones y ahora, el dueño, ha denunciado a la clínica. China es uno de los mercados más rentables para criar mastines tibetanos, puesto que estos animales, extremadamente inteligentes y feroces son considerados el nuevo símbolo de poder y riqueza.

Según los documentos de una demanda presentada ante un juez local, el señor Yu criaba mastines y luego los vendía a cambio de enormes beneficios. Pensó que un perro en particular podía “mejorar” estéticamente, por lo que decidió someterlo a una cirugía plástica, según The Telegraph.
Lamentablemente, el perro falleció sobre la mesa de operaciones, por lo que ahora su criador pide una indemnización de unos 880.000 yuanes (unos 105.600 euros aproximadamente) al médico y la clínica que aceptó operar al perro, aunque la operación sólo costaba 1.400 yuanes (162 euros aproximadamente). El dueño reclama el dinero que ha dejado de ingresar por la muerte del perro.
“Pensé que si mi perro tendría mejor aspecto, los dueños de hembras mastines pagarían un precio más alto para aparearlas con mi perro”, explicó Yu en los documentos de la corte.

Al parecer, el perro murió de paro cardíaco durante la operación, que podría haber sido provocado por la anestesia que le fue administrada.

La noticia de que el criador intentaba mejorar el aspecto de su perro mediante una operación plástica ha llegado a los oídos de lo defensores de los derechos de los animales.  Según Qin Xiaona, presidente de la asociación Capital Animal Welfare de Pekín, el hombre no sólo tiene un criadero de perros, sino que también sometió a uno de ellos a un dolor innecesario. “Es injusto. Sólo satisface el deseo estético del propietario, ignorando totalmente los derechos e intereses del perro”, dijo Xiaona.

telecinco

Este hombre sometió al perro a una operación de estética, no por el bien del perro si no por el de sí mismo ya que le quiere como semental para hacer dinero, me temo que pide un pastón basándose en los posibles contactos futuros que tendría el cánido

4 comentarios:

marga dijo...

Pobre animal, fue a dar con el peor amo del mundo, vaya sinvergüenza el tipo.

silvo dijo...

Teniendo perros debería saber que es más cuestión de olores que de vista, un abrazo marga!

Jesús Perez Aguilar dijo...

Si supiese Yu un poco de genética, ni se hubiera planteado hacer la cirugía..

silvo dijo...

Parece que quería hacerle más atractivo a las perritas pero ellas seguramente usan otros parámetros, saludos Hesús Pérez Aguilar