domingo, 22 de diciembre de 2013

No nos hacen eso en la peluquería afortunadamente


Los conejos de angora chillan como humanos. Les arrancan sus largos pelos blancos a mano. Se contornean desesperados y nada inmuta a los operarios. Lo hacen hasta dejarles la mayor parte de su sensible piel en carne viva, de un rosado tan intenso que parece escarlata. Un espantoso vídeo grabado clandestinamente por la organización de defensa de derechos de los animales Peta lo prueba. Demuestra cómo se obtiene su preciada lana en China, que genera el 90% de la producción mundial. Y ha causado una conmoción en los gigantes de la moda mundial. El impacto va desde Inditex a sus mayores rivales Gap, H&M, C&A... Han detenido toda la producción. Todos sus pedidos.
Nunca se había probado semejante proceso cruel --de modo continuado-- contra un ser vivo. Porque la tortura de los bellos conejos de angora es incesante. Cuando el pelo les vuelve a crecer, tras tres meses, sus heridas se han curado, el conejo es atacado de nuevo. Carne viva, sangre, temblores, chillidos... Así durante el resto de sus días. Hasta que mueren entre los dos y los cinco años. El peso de la prueba de tanta crueldad está en el vídeo de Peta. Dura apenas dos minutos. Ya supera las 250.000 visitas en Youtube.
Lo natural sería que se les esquilara como a ovejas u alpacas, reduciendo al mínimo su dolor. Pero no es así en China. ¿Por qué? Con el despelleje se obtiene entre un 50 y 75% más de pelo y --en teoría-- también la calidad es mayor. Es decir, por aumentar la producción de un tipo de lana apreciada por su suavidad y porque su fibra es de las que que más abriga. Dinero por dolor. «Los conejos son animales sociales, inteligentes, sensibles... Tienen personalidades individuales y forman enlaces de toda la vida con otros. Como se puede imaginar, sufren un intenso dolor y terror cuando están encerrados en jaulas muy pequeñas, son maltratados y tienen la piel arrancada de sus cuerpos», dicen los activistas de Peta. La organización invita a que no se compren prendas de este material hasta que las granjas chinas prueben que la crueldad se ha detenido. Por lo pronto, muchas grandes marcas mundiales se han visto contra las cuerdas.

elmundo

Ya se puede ser crueles ya, espero se acaben estas prácticas, sabéis una cosa dáis asco, espero que alguien acabe con esta tortura, quienes sean sensibles no deberían ver estas imágenes

http://www.elmundo.es/cronica/2013/12/22/52b5849922601dca418b4572.html

6 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Eso es muy cruel, no voy a ver esas imágenes que me conozco...
Besos

silvo dijo...

Es muy fuerte, que inhumanos somos, mejor no verlo si te afecta mucho ya que impresiona una barbaridad pero debemos de hablar de ello para que se acabe,besos y buena tarde Verónica!

Alfa Fon-Amor dijo...

Comence a leer pero la verdad no pude seguir,abrazo Fiaris.

Misterio Azul dijo...

Me pongo mala solo pensarlo... Qué triste, como podemos hacer cosas así...

Muchos besos

silvo dijo...

No me extraña, dan asco de verdad, un abrazo Fiaris!

silvo dijo...

Tampoco encuentro explicación a como somos capaces de semejantes actos,no somos dignos de denominarnos inteligentes, al menos si demostramos que somos insensibles, besos Misterio Azul!