lunes, 25 de junio de 2012

Trabajos falsos por internet

Hace poco menos de un mes la Policía Nacional de Granada desmanteló una estafa de las que ya no quedan. Un estafador de los de largo historial delictivo puso un anuncio ofreciendo trabajo en las obras del metro de la capital. Creo una empresa de cero –algo sencillo de registrar–, supuesta contratista. Contrató una gestora y a dos academias de cursos de prevención de riesgos laborales. Y cuando tuvo alrededor de 50 candidatos, con los contratos tramitados, les advirtió que debían costear los cursos sobre el primer sueldo, poniendo cada uno 200 euros por adelantado. Y de él nunca más se supo hasta que lo detuvieron.

Francisco López, del Grupo de Delitos Económicos de la Policía de Granada, explica que es una estafa "rara" porque ya casi no se dan, pero que "sólo necesita invertir tiempo, con ir dejando a deber los trámites se va saliendo adelante". Es una operación "de estafa habitual que ha visto un nuevo tipo de víctimas: los parados. Los trabajos falsos se están extendiendo". Eso sí, advierte: "es más fácil por internet. En persona para conseguir credibilidad hay que currárselo".

Falsos trabajos en el extranjero
Francisco Rodríguez, jefe del Grupo de Delitos Tecnológicos, explica: "una estafa muy común de reciente aparición es la de los falsos trabajos en el extranjero. Ahora mismo hay muchos españoles que quieren marcharse a trabajar a Reino Unido, en trabajos sin cualificación, hoteles o cosas así. Reciben tu currículo y te dicen que estás seleccionado. Te empiezan a pedir datos para gestionar entonces el visado, para darle credibilidad. Y sólo al final, piden el dinero necesario para el supuesto papeleo en extranjería. Unos 700 euros, aunque a veces lo piden en libras o en dólares. Y claro, una vez entregada la cantidad, nunca más se supo".

Rodríguez añade que la crisis ha multiplicado en internet las estafas a gente que busca empleo. "En realidad, son estafas que han existido siempre, pero ahora los delincuentes se han dado cuenta de que tienen muchas más víctimas posibles". Por ejemplo, la del 'fishing', en la que el estafado puede contribuir sin saberlo al blanqueo de dinero accediendo a usar su cuenta para traspasar cantidades de dinero a la empresa inexiste que supuestamente lo ha contratado. "Trabajos fantasmas que sirven para aprovecharse de la desesperación".

El Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco) calcula que en la actualidad cerca del 25 por ciento de los fraudes en internet provienen de supuestas ofertas de trabajo. Los sindicatos, como CCOO, ya han comenzado su propio trabajo de prevención tras detectar el aumento de este tipo de quejas, en concreto en Granada descubriendo incluso nuevos tipos de fraude, que incluyen también estafas telefónicas para los parados.

Es una de las modalidades más novedosas detectadas por Rodríguez y su equipo, la de la falsa entrevista telefónica. Colocan un anuncio en el que se piden trabajadores de oficina en un puesto que no requiera mucha cualificación. Cuando la gente envía su currículo, les dicen que están preseleccionados y les dan un número de teléfono en el que deben pasar la entrevista final. Pero es un número de tarificación especial donde cada minuto les cuesta alrededor de 1,87 euros y los marean haciéndolos esperar eternamente. Y el trabajo no existe, por supuesto.

Más víctimas suceptibles de caer
Inteco, en su informe sobre seguridad en la Red de 2011, no considera que el tipo de estafa de falsos trabajos esté aumentando desde la crisis, pero sí que existen más víctimas susceptibles de caer en ellos y que ha aumentado el número de fraudes en los que se produce una pérdida de dinero. Normalmente, la captación de currículos con trabajos falsos no pasa de la falta porque la empresa de turno lo que pretende es captar datos personales que luego vende para enviar publicidad sobre cursillos para desempleados y otras variantes.

La recomendación básica es no fiarse: "porque un anuncio esté en infojobs no se vuelve auténtico, la web es como un corcho donde cualquier pone lo que quiere", explica Rodríguez. «"No recibir ni enviar dinero de personas a las que no se conozca, no cobrar cheques, no pagar".…Esta última es básica: "es absurdo que alguien tenga que pagar a otra persona que se supone que le va a dar trabajo". Y en el caso concreto de los falsos trabajos en hoteles, por ejemplo, "es mucho más sencillo: métanse en la web del hotel que se supone que contrata y contacten con los datos que den allí, y no con los del anuncio, para comprobar que la oferta es auténtica. Internet sirve para defenderse del mismo internet".

elmundo

Hay que cuidarse que se las ingenian para sacar el dinero de las gentes, internet es buen vehícylo para los estafadores ya que no dan la cara

4 comentarios:

Paula dijo...

que poco confiable que es internet
saludos

silvo dijo...

Muy poco Paula, hay que cuidarse, besos!

Verónica dijo...

Un@, no se puede fiar ni de su sombra.
Besos

silvo dijo...

Si es que nos hemos vuelto muy egoistas y sin ningún escrúpulo, no hay que fiarse de nadie ni de nada, besos y buena noche