jueves, 4 de agosto de 2011

Un impacto formó las montañas de la cara oculta de la Luna



Las montañas, tierras altas, de la cara oculta de la Luna podrían ser los restos de una gran colisión entre ella y otro satélite terrestre más pequeño, que acabó por desaparecer. Así se concluye en el trabajo de dos científicos de la Universidad de California que esta semana se publica en la revista 'Nature'.
Los investigadores parten de la teoría que defiende que un objeto del tamaño de Marte chocó con la Tierra en los orígenes del Sistema Solar, lo que hizo que salieran despedidos pedazos de masa que acabaron por configurar la Luna. En su trabajo, Erik Asphaug y Martin Jutzi señalan que entonces también se formó otro objeto, que en los inicios compartió la órbita de la Luna, pero que acabó colisionando con ella. "Este estudio concuerda con lo que se conoce acerca de la estabilidad dinámica de este sistema, el proceso de enfriamiento de la Luna, y las edades de las rocas lunares", ha señalado Erik Asphaug, experto en ciencias planetarias. En su trabajo, y gracia a simulaciones realizadas por ordenador, han recreado cómo pudo ser el impacto entre la Luna y una compañera que tenía 30 veces menos masa. Observaron que a baja velocidad, dado que no estaba muy lejos, el impacto no pudo generar un cráter ni fusionar la materia, que se quedaría amontonada en la región afectada hasta formar una gruesa capa de corteza, de varios kilómetros de profundidad. La explicación de las grandes diferencias que hay entre los dos lados de la Luna es fruto de una gran controversia científica. Uno de ellos es bajo y plano, mientras el otro es montañoso. "Habría sido un impacto extraño que, al ser lento, no forma un cráter, sino que amontona material en la superficie", explica Asphaug. Además, su modelo explica también por qué la composición de la corteza lunar es diferente: en ese lado hay potasio, elementos de tierras raras y fósforo. Son elementos que se concentrarían en el océano de magma que se solidificó bajo la corteza de la Luna y que, con el impacto, resultó aplastado. Pero otras hipótesis, también publicadas en revistas de prestigio, encuentran otras explicaciones, como que las montañas las crearon las fuerzas de las mareas o que la diferente composición se debe a extraños volcanes.

elmundo

Es cierto que la Luna, que se ha empeñado en girar a la misma velocidad que nossotros jeje, siempre nos presenta la misma cara, también es verdad que a pesar de eso la que nos oculta la hemos visto, sabemos que tiene mucho más relieve y eso no debería ser por estar escondida a nosotros, se cree que ha habido una tercera luna más pequeña que ha colisinoado con esta en esa cara, por cierto hace tiempo que he leido algo sobre la existencia de más de una Luna hace mucho

2 comentarios:

bren dijo...

Pues anda que no ha impactado veces ni nada, ¿eh?, jaja, tremendos balanceos que lleva la luna, nada comparado con lo del espejo, jeje

silvo dijo...

Un impacto y posdtrior vulcanismo, aunque ahí ha habido más impactos jaja el espejo no se cae solo no jajaj, un abrazo matga!