domingo, 14 de agosto de 2011

La Nobel de la paz Aung San Suu Kyi viaja por primera vez en ocho años


La principal opositora birmana, Aung San Suu Kyi, pone a prueba este domingo las nuevas libertades en su país con su primer viaje con fines políticos en ocho años, después de que el régimen militar entregase el poder a los civiles -casi todos ellos ex militares- el pasado marzo.

La nobel de la paz Suu Kyi, de 66 años, ha elegido un programa sencillo y simbólico para tantear las disposición de las nuevas autoridades y que contiene su desplazamiento de Rangún a Bago, a unos 80 kilómetros al norte, para inaugurar una librería y participar en un foro de jóvenes.

Unos 200 seguidores esperaron en una pagoda de Bago para recibir a la "Dama", como la llaman muchos birmanos, que apareció como siempre escoltada por miembros de su ilegalizado partido, la Liga Nacional para la Democracia (LND), y acompañada por diplomáticos y periodistas, según el radio disidente la Voz Democrática de Birmania. Agentes de policía vestidos de paisano se mezclaban entre los congregados.

¿Cambio de actitud del régimen?

El viaje de Suu Kyi se produce dos días después de que se volviese a reunir con el ministro birmano de Trabajo, Aung Kyi, en lo que es visto por algunos analistas como un aparente cambio de actitud del régimen.

"Nos vamos a reunir frecuentemente en el futuro", afirmaron la nobel de la paz Suu Kyi y el ministro birmano de Trabajo, al término de su entrevista en una residencia gubernamental de Rangún que se prolongó en torno a una hora.

Suu Kyi explicó después durante las preguntas de los periodistas que primero deben concertar la forma de cooperación porque, "si realmente cooperamos por el bien del país, habrá todo tipo de progresos".

El mes pasado, el Gobierno del primer ministro, Thein Sein, reanudó los contactos oficiales con Suu Kyi después de que Estados Unidos indicase en una reunión regional que Birmania necesita probar a la comunidad internacional que avanza en la dirección correcta antes de poder hablar del levantamiento de sanciones.

Birmania lleva gobernada por generales desde 1962, solo que desde los comicios de 2010 la junta militar se disolvió y entregó el poder a un Gobierno civil formado mayoritariamente por exmilitares afines.

Suu Kyi ha vivido 15 de los últimos 21 años bajo arresto domiciliario por pedir de manera pacífica avances democráticos.

elmundo

Es bueno que la premio Nobel de la paz de 1991 pueda desplazarse y comenzar su buena labor, nos hemos hscho eco en "impresiones" de su arresto y de su liberación, ahora dan un paso más, sin duda un avance, de gestos como este y del diálogo, parece mentira que no nos escuchemos (así nos suele ir), solamente puede sali algo bueno, dejo la URL de su liberación, URL:


http://drrobert-impresiones.blogspot.com/2010/11/la-disidente-birmana-suu-kyi-sale-en.html


2 comentarios:

Irma dijo...

Aunque hay premios Nobel de la Paz que no me convencen en absoluto,porque tienen 4 guerras abiertas y les han dado ese premio, pero ante esta mujer me quito el sombrero y ojalá consiga transmitir esa libertad para su país.

Un abrazo utópico, Irma.-

silvo dijo...

Sí, hay quien ha conseguido este premio cuando comenzaba su labor, pero es a gente como Aung a quien merece la pena seguir ya que sin duda pelean por lo mejor, un abrazo impresionante Irma!!