jueves, 5 de julio de 2012

Un niño resucita en su velatorio, pide agua y se vuelve a morir

Parecía que había sucedido un milagro, pero finalmente no fue así. Kelvin Santos, un niño de 2 años de la localidad brasileña de Belem, estaba dentro de un ataúd en su propio velatorio, cuando de repente se despertó para pedir un vaso de agua, según informa The Sun. Los familiares pusieron entonces el grito en el cielo contra los médicos, diciendo que "no lo revisaron bien". Sin embargo, el milagro pronto se tornó en tristeza. El pequeño volvió a acostarse, cerró los ojos y murió.

Kelvin Santos había ingresado en el hospital por una neumonía, pero se le dio por muerto. Más tarde, el cadáver del pequeño fue entregado a sus padres, que lo velaron durante la noche en la que se produjo el pequeño milagro. Kelvin se incorporó en su ataúd y preguntó: "Papá, ¿me das un poco de agua?". Según explica su padre, "todos empezamos a gritar. Creímos que había ocurrido un milagro".
Sin embargo duró muy poco la alegría. "Kelvin se volvió a acostar. No lo pudimos despertar más. Se murió de nuevo", relató su padre.

Que

He sabido de "muertes aparentes" hace algunos años pero cuando se "despertaban" salían del problema, se de un caso muy cercano aún está en el mundo pero lo de este niño es superextraño y me gustaría saber el por qué de este suceso

6 comentarios:

Paula dijo...

la verdad es algo raro e insolito..

silvo dijo...

Simamente raro Paula, besos!

Verónica dijo...

¡Qué triste, y extraño!
Besos

silvo dijo...

Cierto es triste además de extraño, besos y buen día Verónica!

marga dijo...

me ha impresionado tanto leer esto que no sé ni qué escribir
besos

silvo dijo...

Es que es algo doblemente sorpresivo, me gustaría me lo explicaran, abrazos marga!