martes, 10 de julio de 2012

Tolkien

Me he dado cuenta de que a menudo, los corazones de los hombres no son tan malos como sus actos, y casi nunca como la maldad de sus palabras

Los traicioneros son siempre desconfiados

No todo oro reluce, ni toda la gente errante anda perdida

Sólo atravesando la noche se llega a la mañana

Los Sabios sólo hablan de lo que saben

La primera me pone en muchas dudas ya que hay hombres que no deben tener corazón

La segunda es porque temen les hagan lo que ellos hacen

La tercera es cierta ya que hay ambas cosas

La cuarta es un canto a la esperanza

La quinta es de sabios y un buen consejo para todos

4 comentarios:

Verónica dijo...

Buenas frases.
Besos, muy buena noche

silvo dijo...

Buenas frases, sí, besos y buana tarde Verónica!

Rafa Hernández dijo...

Como siempre silvo; excelentes frases.

Un abrazo.

silvo dijo...

Me gusta lo bien que definen con pocas palabras, un abrazo Rafa!