martes, 20 de marzo de 2012

Un terremoto de magnitud 7,6 se siente en todo México



Un terremoto de magnitud 7,6 en la escala Richter se ha sentido en todo México. El seísmo, cuyo epicentro se registró en el estado de Guerrero, se produjo a las 12.03 hora local (18.03 GMT) y motivó el desalojo de algunos edificios y varios cortes de luz.

Según el Servicio Geológico de Estados Unidos el movimiento sísmico ocurrió a 17,5 kilómetros de profundidad y se sintió de Guerrero (epicentro) a Veracruz, aunque parece que no hay incidencias serias. El gobernador del estado confirmó sin embargo que hubo varios derrumbes de edificios, aunque sin causar víctimas. El Instituto sismológico de México, dependiente de la Universidad de México dijo en un primer momento que la magnitud era de 6’5, aunque luego elevó la cifra.

El temblor se sintió en zonas tan alejadas como Acapulco, en el océano pacífico, Chiapas o Veracruz, en la costa atlántica.

El presidente Felipe Calderón y el alcalde de la ciudad, Marcelo Ebrard, han estado emitiendo vía twitter reportes continuos en los que han descartado que haya víctimas o daños graves. "Los hospitales operan con tranquilidad, salvo algunos cristales rotos", señaló el presidente Calderón.

El temblor, que comenzó en el estado de Guerrero, a cinco horas de distancia en coche del D.F., se notó rápidamente en la capital donde todos los edificios públicos, escuelas, hospitales... fueron desalojados. Con una calma, sólo alcanzable por quién ensaya periódicamente métodos de evacuación, miles de personas se dirigieron al 'punto de encuentro'. Las escuelas también fueron evacuadas, incluso dos veces pues hubo dos réplicas posteriores.

El tráfico en la zona centro de la capital se volvió caótico. Aunque no se veían escenas de nerviosismo miles de personas ocupaban las aceras y se cortó el suministro eléctrico y el teléfono. Hubo resquebrajamientos y derrumbes en algunos edificios en la capital.

Activados los protocolos de seguridad

Tanto el presidente del país, Felipe Calderón, como el Ministro del Interior han declarado que no tienen constancia de que se hayan producido daños graves. Según el alcalde todas las líneas de metro, salvo una, funcionan con normalidad En el aeropuerto se han roto algunos cristales pero opera con normalidad.

Poco después los helicópteros han comenzado a sobrevolar la capital mexicana y las sirenas de policía y ambulancia no dejan de sonar recorriendo las principales calles.

La titular de Protección Civil de México, Laura Gurza, dijo que los estados afectados por el temblor fueron al menos Guerrero, donde estuvo el epicentro, Oaxaca, Puebla, Tabasco y el Distrito Federal. "Gracias a Dios no se ha dado ninguna pérdida humana", afirmó el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre, en declaraciones al canal de televisión Milenio.

"No tenemos daños graves que reportar. Sin embargo es esperable que por la magnitud de este evento pudiéramos tener daños en vivienda endeble, construida de adobe principalmente, sin grandes estructuras", señaló Gurza en declaraciones a la prensa local.

Anunció que se están activando los protocolos de seguridad, por lo que se trasladará al búnker de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), donde se citarán las autoridades federales para atender "esta posible emergencia".

En diciembre pasado se registró un temblor de 6,5 en la escala de Richter también con epicentro en Guerrero, que causó tres muertos. México se encuentra en una de las zonas sísmicas más importantes del mundo, dado que interactúan placas tectónicas como las del Pacífico, Cocos, Norteamérica, Caribe y River

elmundo

En Mexco se da la confuencia de varias placas y es en esas zonas e lasue se produce estos fenómenos, un terremoto de 7,6 en la escala de Richter ya es un señor terremoto y por eso me alegra que no se contabilicen víctimas

2 comentarios:

Paula dijo...

terrible

silvo dijo...

La fuerza tremenda, espero se confirme que no hay víctimas, besos Paula!