martes, 27 de diciembre de 2011

Liberan a una joven afgana encerrada medio año por la familia de su marido

La policía afgana ha rescatado a una adolescente que fue torturada y encerrada durante medio año por su marido y la familia de éste al negarse a tener relaciones sexuales con invitados en el domicilio conyugal, informó este martes la agencia local Pajhwok.

Según aseguró a la agencia un responsable policial de la provincia de Baghlan, en el norte de Afganistán, los agentes actuaron tras una denuncia de los padres de Sara Gul, de 15 años, a quien hallaron encerrada en el lavabo de la familia de su marido, Mohamed Azim.

La agredida, que procede de la remota provincia norteña de Badakhshan, declaró a la policía que recibía palizas de su marido, con el que se casó hace nueve meses y que le dobla la edad.

El subjefe policial de distrito, Fazal Rehman, añadió que las fuerzas de seguridad han detenido a la suegra de Gul, pero que Azim consiguió darse a la fuga.

Su estado es grave

La adolescente ha sido ingresada en un hospital local, cuyo responsable, Gul Mohamed Wardak, explicó que Sara Gul presentaba arrancamientos de las uñas en las manos y señales de quemaduras en diversas partes del cuerpo.

El facultativo añadió que el estado de la joven es grave y que será transferida a la capital, Kabul, para recibir un tratamiento más completo.

La Misión de Naciones Unidas en Afganistán (UNAMA) denunció hace un mes que queda un "largo camino por recorrer" en la aplicación de la legislación que protege a las mujeres afganas contra la violencia de género.

Un 87% de las afganas son víctimas

Según este organismo, en Afganistán las leyes chocan con prácticas socialmente aceptadas como la compraventa de mujeres para el matrimonio, las bodas infantiles o forzadas, las violaciones y el "baad" (regalo de una mujer para resolver una disputa familiar).

Según la Comisión afgana de los derechos humanos, en el país se registraron más de un millar de casos de violencia de género contra mujeres en el último cuarto del año 2011 y un total de 2700 la sufrieron en el 2010.

El 87% de las mujeres afganas ha sufrido violencia física, sexual o psicológica, según informa un comunicado de Oxfam. Asimismo, todas ellas han sido forzadas a contraer un matrimonio indeseado.

Pocos días después de esta advertencia de Naciones Unidas, tres hermanas menores de edad -de ocho, 12 y 17 años- fueron atacadas con ácido por los familiares de un pretendiente rechazado por una de ellas en la provincia norteña de Kunduz.

elmundo

Ya está bien, no se tiene a la mujer para capricho de los hombres, los seres humanos tienen los mismos derechos sean hombres o mujeres, lo que sucede en Afganistán debe acabarse, al menos la policía ya actúa ahoraque lo haga la justicia y las leyes cambiarlas si es preciso, y eso que hay soldados nuestros ahí

4 comentarios:

Paula dijo...

habria que matarlo al tipo ese y a su familia..

pobre chica

silvo dijo...

Si es que no se debe consentir que se maltrate así a nadie, no hay derecho, besos Paula!

Verónica dijo...

¡Es increíble! que la vida de una mujer no valga absolutamente nada.
Besos, muy buena madrugada

silvo dijo...

No se deben permitir atropellos como ese a las personas, besos y buen día Verónica!