domingo, 11 de diciembre de 2011

Hu Jia:"La dignidad humana no está en venta".



El célebre disidente chino Hu Jia, premio Sájarov del Parlamento Europeo y varias veces candidato al Nobel de la Paz, ha revelado en una carta con ocasión del Día Internacional de los Derechos Humanos que el Gobierno chino intentó comprarlo en 2008 para que rechazara estos galardones y nominaciones.
Hu Jia, que este año salió de la cárcel tras cumplir tres años y medio de prisión por "subversión", un delito con el que Pekín suele castigar a disidentes, contó en su carta, publicada a través de Reporteros Sin Fronteras, que durante su cautiverio se le ofreció dinero y libertad a cambio de que rechazara esos reconocimientos. Una amenaza que no cesa: las autoridades le han advertido de que volverán a detenerle si persiste en su disidencia. Y eso, pese a que su domicilio es vigilado 24 horas al día por la policía, que evita que el disidente reciba ningún tipo de visita y que, además, controla sus movimientos. A cambio de una declaración pública rechazando el Premio Sájarov a la Libertad de Pensamiento -dota con con 50.000 euros- y de su candidatura al Nobel de la Paz (1,1 millones de euros para quien lo recibe), Hu explica las contraprestaciones que le ofrecían: "En dos meses me pondrían en libertad condicional para recibir tratamiento médico [es enfermo crónico de hepatitis, y conocido luchador contra la discriminación de este tipo de pacientes] y recibiría el doble del dinero de esos premios". 'La dignidad humana no está en venta' Hu comenta que en aquel momento se sintió tentado de aceptar, ya que deseaba reunirse con su familia y su hijo entonces recién nacido, pero optó por rechazar la oferta, ya que, opina, "la dignidad humana no está en venta". El disidente, quien continúa actualmente bajo arresto domiciliario, escribió esta carta también para recordar a su amigo el escritor y disidente Liu Xiaobo, cuando se cumple un año de que le fuera otorgado el Nobel de la Paz, que no pudo recoger pues cumple una pena de 11 años de cárcel, también por "subversión". Al respecto, Hu agradece a la comunidad internacional el premio y asegura que este tipo de galardones a disidentes chinos encarcelados son muy positivos para ellos, ya que mejoran sus condiciones en la cárcel. "Todo ciudadano acusado de 'incitar el derrocamiento de la autoridad estatal' es inocente, deberían ser liberados inmediata e incondicionalmente, y su buen nombre ha de ser rehabilitado", proclama Hu, quien recuerda en su carta también al artista Ai Weiwei, el activista Chen Guangcheng y el abogado Gao Zhisheng. 'Si eres disidente, tu familia también' También lamenta la situación de Liu Xia, esposa de Liu Xiaobo y sometida a aislamiento en su domicilio sin estar acusada de ningún delito. "Cuando alguien se convierte en prisionero político en China, también le ocurre lo mismo a sus padres, esposa e hijos", señala. La propia pareja de Hu Jia, Zeng Jinyan, ha sufrido similares presiones. La carta de Hu, una de las primeras intervenciones públicas del conocido disidente tras su salida de prisión en junio, concluye señalando que este año "celebramos la Primavera Árabe mientras esperamos, y nos preparamos, para la 'Primavera de Pekín".

elmundo

"La dignidad no se vende", no señor, los que piensan distinto y noblemente enriquecen el conjunto social, este hombre premiado por occidente y vigilado en China debe ser libre de opinar, como lo debe ser cualquier ser humano y su familia no debe ser vigilada,no se puede ser una sociedad moderna si falla la libertad, sin ella no somos nada, Libertad de ideas para los seres humanos

8 comentarios:

Irma dijo...

A veces tengo mis dudas, pero siempre hay excepciones afortunadamente.

Un abrazo utópico, Irma.-

silvo dijo...

Es tan poco frecuente que asombra, la verdad es que debería ser natural, un abrazo impresionante Irma!

Odorica dijo...

Silvo, asa a fost si este si la noi in Romania !
O seara frumoasa, te imbratisez, Odorica

silvo dijo...

La libertad es necesaria en todas partes, un derecho de las personas y una obligación de los poderes velar por ella, un abrazo y buena noche Odorica!

Verónica dijo...

No todo está en venta, es decisión de cada uno.
Aunque hay quien lo vende todo, hasta mentiras sobre otros.
Besos, muy buena noche...

silvo dijo...

Ciertpo, lo malo es el dinero que todo lo corrompe pero este hombre reconoce que dudó y no se vendió, besos y buen día Verónica!

marga dijo...

Es que si nos quitan la libertad, nos quitan todo.
Besos.

silvo dijo...

No domos nada sin libertad, es muy cierto, besines marga!