domingo, 20 de enero de 2013

ASALTA UN RESTAURANTE CON UN BALDE EN LA CABEZA



Una regla entre los delincuentes dice que un buen disfraz es esencial a la hora de planificar cualquier crimen. Sin embargo, Richard Bourdeaux no lo tuvo en cuenta cuando decidió asaltar un restaurante de mariscos en Louisiana, Estados Unidos, y se vio obligado a cubrirse la cabeza con un balde.

En busca de un poco de dinero rápido, el improvisado ladrón pensó que un robo al local de comida donde solía trabajar le proporcionaría efectivo de manera sencilla. Sin embargo, cuando salió de su casa se olvidó la máscara para cubrirse la cara. Al entrar al negocio, inmediatamente se acordó de las cámaras de seguridad instaladas y lo mejor que se le ocurrió para ocultar su identidad fue ponerse un balde en la cabeza.

"Bourdeaux llevaba guantes para evitar dejar huellas dactilares", declaró un oficial de la Policía local. "Tenía ropa de camuflaje, pero olvidó lo más importante: cubrirse el rostro".

A pesar de encontrar el balde y ocultar su cara durante el asalto, las cámaras lograron captar durante un segundo el rostro de Bourdeaux antes de que se lo cubra. Lo suficiente para que la Policía logra identificarlo y detenerlo.


noticiaslocas

Ha reaccionado pero tarde, encima había trabajado donde decidió delinquir

6 comentarios:

Verónica dijo...

Menudo disfraz, jaja
Besos

Ca Laro dijo...

Un tonto importante sin dudas, en fin por lo menos nos causó un muy buen rato de risas...
que tengas una bonita semana

silvo dijo...

Jaja, es que hubo que improvisar jaja, besos y buena noche Verónica!

silvo dijo...

Sin duda Ca Laro, al menos nos sirve de juerga, saludos!

marga dijo...

Las prisas no son buenas, jajaja

silvo dijo...

Jaja, evidentemente no pero el caldero no le protegió como debía jaja, un abrazo marga!