domingo, 2 de diciembre de 2012

Una carta codificada de Napoleón, subastada por más de 180.000 euros



Una carta manuscrita codificada en la que Napoleón anunciaba su intención de destruir el Kremlin ha sido adjudicada por 187.500 euros en una subasta celebrada en Fontainebleau, cerca de París.
Valorada entre 10.000 y 15.000 euros, el mensaje en clave ha despertado gran interés entre los aficionados internacionales, entre ellos muchos rusos, aunque finalmente la misiva ha sido adquirida por el Museo de Cartas y Manuscritos de París.
"Haré explotar el Kremlin el 22 a las tres de la mañana", escribió Napoleón en una carta totalmente encriptada el 20 de octubre 1812, en plena campaña rusa.
Firmada como 'Nap' y dirigida al ministro de Exteriores Hugues-Bernard Maret, la carta fue escrita cuando el Emperador había salido de un Moscú en ruinas para volver a la ciudad.
En su mensaje le pide al ministro que haga acopio de alimentos y monturas después de que el frío siberiano hubiese golpeado la región de Moscú. "Mi caballo ha caído y otro montón ha muerto", escribió concretamente.
Su orden de destruir el Kremlin fue finalmente ejecutada por el mariscal Mortier, que hizo volar las torres del palacio, aunque rápidamente fueron reconstruidas de forma idéntica.

Su 'testamento' como estadista

Ha sido sin embargo otro documento, el último manuscrito de Napoléon en Santa Elena, hasta ahora en manos privadas, el que ha alcanzado el precio más alto de la puja. Valorado entre 60.000 y 80.000 euros, ha sido adquirido por una cifra récord de 375.000 euros por el mismo museo parisino.
"Es un récord mundial para un manuscrito de Napoleón", ha comentado la casa de subastas Osenat.
El manuscrito, procedente de los archivos del general Henri Gatien Bertrand Imperio y que incluía un 'Ensayo sobre la fortificación de campaña', dictado y anotado mientras el depuesto emperador fue exiliado a St. Helena, con más de 310 páginas ilustradas 44 dibujos.
En el ensayo, Napoleón justificaba la campaña bélica en Rusia asegurando que "no se puede hablar de retirada porque el Ejército ha resultado victorioso".
La subasta ha puesto en circulación otros objetos muchos que pertenecieron a Napoleón, como cuatro taburetes en forma de tambor militar estimados en 50.000 y 60.000 euros.

elmundo

La alegría es que ha ido a parar a un museo por lo que será un poco de todos, !POR FIN!, la pena es que valga tanto dinero mientras que los seres humanos está sufriendo penalidades

6 comentarios:

Paula dijo...

todo un documento historico

silvo dijo...

Menos mal que estará en un Museo para disfrute de todos, besos Paula!

Rafa Hernández dijo...

A mí me parece una barbaridad por muy de Napoleón que sea, porque como dices hay mucha gante necesitada, que fíjate las cosas que se hacía con ese dinero.

Un abrazo silvo,

silvo dijo...

Este mundo valora las cosas con algo diferente al cerebro, un abrazo amigo Rafa!

Verónica dijo...

Un Museo es un buen lugar.
Besos

silvo dijo...

Al menos esta carta no estará cambiando de manos y sin ser expuesta, besos y buen día Verónica!