domingo, 2 de diciembre de 2012

ALQUILA SU CABEZA PARA MOSTRAR PUBLICIDAD


Brandon Chicotsky, un empresario de 27 años lanzó el mes pasado un servicio único llamado "Bald Logo" (Logo Pelado, en inglés), que ofrece su cabeza calva para mostrar avisos publicitario de empresas que estén dispuestas a pagarle 320 dólares por día, a cambio de un cartelito y caminar por las calles de su ciudad en Texas, para conseguir la exposición que sea necesaria y tanto como sea posible.

Después de haber perdido la mayor parte de su cabello a una edad muy temprana, Brandon no dejó de pensar en sacarle provecho a su calvicie. "Debido a que no he tenido la opción de elegir ser calvo, pensé en volver mi pelada en algo 'cool' y rentable", declaró Chicotsky,

Así fue que el mes pasado, el joven empresario lanzó "Bald Logo", y desde entonces ha sido inundado con solicitudes de empresas interesadas en tener sus logotipos temporalmente tatuados en su cabeza o las de sus compañeros de trabajo, por 320 dólares por día. Por el momento, Bald Logo tiene tres lindas peladas en su personal, pero al ambicioso hombre planea contratar a más calvos y así tener más espacios publicitarios ambulantes para vender y hasta expandirse a otras ciudades.

Brandon y su equipo han perfeccionado los tatuajes para soportar cualquier condición climática, y se pasan seis horas al día caminando por las calles de Austin, Texas. Además, para llamar la atención, los pelados van por las calles acompañados de un camarógrafo y dos atractivas modelos con banderas y carteles.


noticiaslocas

Ya había leido algo de esto primero, cualquiera puede ser calvo si se pela así que todos pueden optar, eso sí no me gusta nada que los empresarios dominen todo hasta estos extremos y no voy a poner ejemplos, la vida de las personas y su dignidad no debe venderse ni comprarse

4 comentarios:

Jesús Perez Aguilar dijo...

Impresionante.. como puede pasar eso?

silvo dijo...

Parece que somos unos peleles en manos del dinero Jesús, saludos!

Verónica dijo...

Dinero, cochino dinero. ¿quién lo inventaría?
Besos

silvo dijo...

Creo que alguien que se dió cuenta de que compra voluntades, besos y buena tarde Verónica!