martes, 18 de diciembre de 2012

CONFUNDE EL TELÉFONO CON UNA PLANCHA Y SE QUEMA LA CARA


Tomasz Paczkowski, un joven polaco, sufrió graves quemaduras en su cara luego de llevarse una plancha hirviendo a la cabeza al confundirla con el teléfono mientras ayudaba a su esposa a planchar la ropa.

Luego de que su esposa le reclamara que nunca ayudaba en las tareas del hogar, Tomasz quiso colaborar y comenzó a planchar la ropa recién lavada. Preparó la mesa, se abrió una cerveza y puso una pelea de boxeo en la tele. A los pocos minutos sonó el teléfono, y en el apuro por atender, se confundió y levantó la plancha hirviendo, llevándosela a la cara.

"Estaba planchando lo más tranquilo, pero me emocioné con la pelea en la televisión, y no me di cuenta. Simplemente me confundí", contó Tomasz. "Quise atender lo más rápido posible y con la plancha en mi mano, la presioné contra mi oído".

Para colmo, con la cara casi en llamas, Tomasz salió corriendo para el baño a mojarse, pero en el camino se tropezó y se dio con la puerta en el ojo.

Luego de ser atendido de urgencia en el hospital, los médicos le aconsejaron reposo absoluto, y por unos cuantos días no ayudará a su esposa en las tareas del hogar. 


noticiaslocas

Esperemos que sea verdad que se confundió ya que ahora debe cuidarse, encima de quemarse se dió con la puerta en el ojo, hay que ir a planchar pero con menos ímpetu, claro que la cerveza y el boxeo deben ser para quien ya ha practicado mucho

6 comentarios:

jaal dijo...

Las desgracias no suelen venir solas.

Saludos

silvo dijo...

Eso parece jaal jaja, saludos

Paula dijo...

jeje, pobre
saludos...

silvo dijo...

Pobrecito, sí, besos Paula!

Verónica dijo...

¡Torpe! le falta mucha práctica.
Besos

silvo dijo...

Muy torpe, sí, debe concentrarse en una cosa solamente ya que si no vemos los efectos, besos y buena noche Verónica!