miércoles, 24 de abril de 2013

Ovidio

Ofrecer amistad al que pide amor es como dar pan al que muere de sed

No se desea lo que se conoce

Nacemos con lágrimas, entre lágrimas transcurre nuestra vida y con lágrimas cerramos nuestro último día

Huyo de lo que me sigue; voy detrás de lo que huye de mí

El amor, como la tos, no puede ocultarse

La primera es algo que sabemos es cierto, no entiendo la manía de algunas de ofrecer amistad a quien ha amado y aún ama es algo casi imposible, Ovidio lo explica bien en la frase, es agua lo que necesita por lo que mejor es nada que pan

La seguda llama la atención ya que la veo ligada a ese desdén hacia lo lo que ya se tiene, la ilusión con lo que puede dar lo nuevo, por cierto, a ver cuando aprendemos a apreciar lo que tenemos que nos iría mejor

La tercera es cierta, espero que muchas lágrimas sean de alegría

La cuarta es para tener en cuenta ya que solemos empeñarnos en perseguir y (viendo que no nos sale bien) continuar en la persecución, muy a menudo es más efectivo ir en dirección contraria y si no resulta es que no merecía la anterior persecución

La quinta es también muy cierta por eso se les nota tanto a los llamados "tortolitos"


8 comentarios:

jaal dijo...

la tercera se puede convertir en un círculo vicioso, en un tio vivo de la fortuna.

Saludos Silvo

silvo dijo...

Sí, esperemos que no todo sean tristezas, saludos jaal

Rafa Hernández dijo...

Como siempre sobresaliente. Muy buenas.

Un abrazo amigo.

silvo dijo...

Gracias Rafa, hay mucha sabiduría en las frases, un abrazo!

Verónica dijo...

No se desea lo que se conoce, estoy en desacuerdo con esta (la 2ª)
Besos

marga dijo...

Me gustó la cuarta, siempre hacemos todo al revés.
Biquiños.

silvo dijo...

Yo quizás lo entiendo con ese afán que posee mucha gente y tanto me llama la atención de ilusionarse con personas nuevas y no apreciar lo que tienen cerca, aunque lo que no se conoce no se desea tal vez lo que se cree adivinar sí, besos y buen día Verónica!

silvo dijo...

lo peor es que lo sabemos pero algo empuja y no podemos actuar de otra forma, como un imán, abrazo marga!