martes, 2 de diciembre de 2014

Winston Churchil II

Aquello que nunca se debe hacer en público, es hablar de sexo, política o religión.

El éxito es aprender a ir de fracaso en fracaso sin desesperarse.


La imaginación consuela a los hombres de lo que no pueden ser. El humor los consuela de lo que son.


Una guerra nunca resuelve problema alguno. No hace sino plantear otros nuevos.


Las críticas no serán agradables, pero son necesarias


Ni de fútbol, la gente se enciende en exceso

La segunda es para que no desesperemos, hay que seguir siempre

La tercera muy clara saber vivir como somos y reírnos de nuestros defectos

La guerra no resuelve nada ni se gana realmente, a menudo, pasa cierto tiempo y regresa lo anterior pero con las desgracias imborrables de lo sucedido, paz que es lo que se precisa y un valor fundamental

La quinta habla de que es bueno que se diga la verdad y a quien la escucha que sepa sacar provecho de esa sinceridad


8 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

me gustan en especial la segunda y la quinta, y tus reflexiones como siempre muy acertadas.

Abrazo silvo.

marga dijo...

buenas frases y buenas reflexiones las tuyas, un abrazo

silvo dijo...

Son muy buenas, gracias por lo que me toca :-), un abrazo amigo Rafa!

silvo dijo...

Me gustan, sí, gracias por lo que dices de mis reflexiones, un abrazo marga!

Alí Reyes dijo...

Interesante lo de la holandesa en tractor hacia el polo sur. Hay que hacerle seguimiento

silvo dijo...

A ver si recibimos la información suficiente, saludos Alí Reyes

Verónica O.M. dijo...

Estoy en desacuerdo con la primera y tercera.
Pienso se puede hablar de todo, diciendo la verdad y con respeto.
En mi caso, la imaginación me lleva a hacer lo que siempre quise, el humor tanto de lo mismo, nada que ver con la reflexión.
El resto me parecen bien, tu opinión siempre muy acertada.
Besos

silvo dijo...

Se debe hablar de todo y respetarse lo malo es que no lo hacen o hacemos y en la tercera creo que se refiere (o eso me gustaría) a usar la imaginación cuando no nos salen las cosas bienm no seríamos nadie sin imaginación eso está claro.
Gracias por lo que me toca a mí :-) y besines Verónica!