martes, 30 de diciembre de 2014

Napoleón y la envidia

"La envidia es una declaración de inferioridad". Napoleón Bonaparte

Aquí la llamamos el "deporte nacional" y es que somos muy dados a meternos con quienes triunfan, si son más cercanos a nosotros más nos metemos, algo que además de insano está exento de egoismo o es el mismo mal entendido ya que si les va bien a quienes tenemos más cerca menos precisarán de nuestra ayuda y nosotros podemos necesitar de alguien y mejor será que conozcamos a las personas que no

Napoleón lo ve como una declaración de inferioridad ya que significa que no sabes (o sabes que no puedes) alcanzar ese nivel

6 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Mejor no sentirla.
Besos

silvo dijo...

Mucho mejor Verónica, no nos dejará vivir tranquilos nuestra vida, besines!

Rafa Hernández dijo...

De acuerdo con lo que comentáis, y lo mejor pasar de ella.

Abrazo silvo.

silvo dijo...

Cierto Rafa, un abrazo!

marga dijo...

decía un escritor que la envidia es el hambre espiritual, es una buena definición también
mil abrazos

silvo dijo...

Pues quizás por eso hay tantos y tan buenos escritores en este país, un abrazote marga!