martes, 27 de mayo de 2014

Winston Churchill

Queríais paz sin honra, y ahora no tenéis ni paz, ni honra

Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad


Los fascistas del futuro, se llamarán a sí mismos antifascistas


Quien habla mal de mí a mis espaldas mi culo contempla


El precio de la grandeza es la responsabilidad


La paz debe ser objetivo irrenunciable del ser humano y ella, en sí, es honra

La segunda es muy cierta, hay que encontrar punto medio, equilibradamente, si me tengo que inclinar que sea hacia el optimismo

Esta tercera me pone los pelos de punta, ya está sucediendo: se quieren saltar leyes (necesarias para una convivencia pacífica) que nos hemos dado apoyadas por mayoría aplastante y llaman fascistas (o antidemocráticos) a los encargados de defenderlas

La cuarta es muy práctica, aunque hay que tener cuidado que lo mismo le gusta más que el frente jeje

La quinta es buena para que se la aplique quien debe ser ejemplo (un poco todos pero más quien sabe que es referente)


4 comentarios:

Mery Larrinua dijo...

W. Churchil...me padre me contaba muchas anecdotas y pasajes de el.
un abrazo

silvo dijo...

Un gran personaje, un abrazo Mery!

Rafa Hernández dijo...

Muy buenas; algunas ya las había oído. Buen político, aunque a mí no me gustara demasiado, será porque odiaba y mucho a los socialistas, aquellos que en su época eran socialistas de verdad.

Abrazo silvo.

silvo dijo...

Este está fuera de catálogo por su obrar, pero somos libres de sentir ya que nos llevaron a ello, un abrazo Rafa!