lunes, 19 de mayo de 2014

Fallece Gordon Willis


Gordon Willis, el director de fotografía de las tres entregas de 'El Padrino', además de otras muchas películas clásicas de Hollywood, ha muerto a los 82 años, según un teletipo de la agencia Reuters.
Willis recibió en 2010 un Oscar de honor por el conjunto de su trabajo, en el que también destaca su colaboración con Woody Allen: 'Manhattan', 'Annie Hall', 'Zelig' y 'La rosa púrpura del Cairo' aparecen en su currículo junto a 'Todos los hombres del presidente', de Alan Pakula.
Willis llegó al cine procedente de la fotografía publicitaria. Sin embargo, su buena fama no se debió a la claridad y sobreexposicion, sino a la estética tenebrista y a la vez muy esencial que eligió para las películas de Francis Ford Coppola.
Su colaboración no fue del todo sencilla. Coppola, en el momento de rodar 'El Padrino', era un cineasta inexperto, narturalmente talentoso para la dirección de actores y la composición de escenas, pero poco dotado para planificar un rodaje y resolver los problemas que surgen en el día a día. Su presupuesto no era grande y estaba nervioso. Willis, en cambio, era un profesional minucioso y perfeccionista que tardaba en hacer su trabajo mucho más de lo que Coppola estaba dispuesto a esperar. El director, impaciente e impreciso, se encontró con que su director de fotografía lo trataba con displicencia y, en ocasiones, tendía a invadir sus competencias.
Hubo más problemas. Willis diseñó para 'El Padrino' un patrón de luces cenitales, llenos de sombras, como una manera de representar la maldad de los Corleone. O sea, lo contrario del cine sin negros del Hollywood de los años 60. El productor de la película, Robert Evans, no entendió esa decisión. Cuando vio la película dijo una frase famosa. "Parece que no me he quitado las gafas de sol". Después, la película fue un éxito y todos quedaron como grandes amigos.
La paradoja es que otra de las grandes películas en la carrea de Willisrepresenta justo lo contrario. 'Todos los hombres del presidente' era también una película rompedora con el cine de su tiempo, un esfuerzo por narrar de la manera menos teatral (más fáctica, diríamos hoy) posible. La fotografía de Willis, entonces, se convirtió en casi invisible y, por eso mismo, diferente a todo lo que se había visto hasta entonces.
elmundo
Descanse en paz, mi pésame a familia, seres queridos y a todos los que hemos admirado su muy buena obra

4 comentarios:

Paula dijo...

QEPD

moderato_Dos_josef dijo...

DEP, igualmente!
Un abrazo.

silvo dijo...

Descanse en paz, sí, besos Paula!

silvo dijo...

DEP, un abrazo moderato_Dos_josef