viernes, 25 de octubre de 2013

Un inglés, condenado a un año de cárcel por hacer un aviso falso de bomba el día de su boda

Los nervios en un día tan especial como es una boda son inevitables para los novios y sus familias, así como también los errores, los imprevistos y las meteduras de pata. Sin embargo, hay olvidos que son imperdonables y sobre todo cuando se adoptan medidas tan drásticas para que nadie descubra el error cometido. Es el caso de Neil McArdle, un ciudadano inglés de 36 años, que tendrá que pasar un año en prisión porque no se le ocurrió otra cosa que hacer un aviso falso de bomba tras olvidado el papeleo para casarse y no confirmar tampoco la reserva al juzgado.

 El angustiado novio telefoneó desde una cabina el día de su matrimonio a la policía avisando de que una bomba explotaría en 45 minutos en el salón de fiestas de San Jorge en Liverpool y que había que evacuar el recinto. 

 El salón de fiestas fue evacuado y el novio pudo respirar un poco más tranquilo, sin embargo poco después fue descubierto y detenido. Ya en comisaría, Neil McArdle confesó a los agentes que fue la única idea que se le ocurrió ante semejante olvido ya que su novia, Amy Williams, estaba obsesionada con la boda y sólo hablaba de ella. Un juez de Liverpool ha condenado a este inglés a un año de cárcel.

republica

Desde luego que es fastidiado el no tener esos papeles cuando se precisan pero no ha sido buena idea lo de la bomba