viernes, 15 de mayo de 2015

Hotel con una habitación diseñada para llorar


Los emprendedores en Japón realmente se esfuerzan por lograr las ideas más excéntricas para sus clientes y el hotel Mitsui Garden Yotsuya, ubicado en Shinjuku, realmente lo logró. Es por eso que ofrece una pieza asignada como “la habitación para llorar” que está destinada a la población femenina.
El hotel ofrece alojamiento especialmente diseñado para llorar, creado para aquellas mujeres que necesitan liberar tensión o superar un asunto emocional. Además, cuenta con lujosos pañuelos que pueden ser utilizados para secar las lágrimas y con una máscara de vapor para prevenir los ojos hinchados al día siguiente. También, hay una selección de libros con comic y películas que incluye a clásicos lacrimógenos como Forrest Gump y el film sur coreano Un momento para recordar.
El manager del hospedaje dijo que las habitaciones son parte de una iniciativa que tiene el objetivo de ayudar a los clientes a liberar el stress y superar los problemas emocionales. Los cuartos para llorar son parte de un paquete promocional especial que estará vigentee hasta el 31 de agosto por aproximadamente 10 dólares la noche. Desafortunadamente, sólo están disponibles para las mujeres, por lo tanto los hombres en busca de sollozar deberán buscar otro lugar.
periodismo
Siempre dije que las casas deberían tener una habitación insonorizada y acolchada (las paredes) para poder sesahogar tensiones pero estos han puesto un hotel con habitación de llorar y solamente para mujeres (¿discriminación?)
Mejor sería que tuvieran servicio de psicología gratuito

6 comentarios:

marga dijo...

Jajajaajajajaj, que cosas...
Para liberar tensiones mejor dar un paseo por el campo al aire libre que encerrarse :)

silvo dijo...

Sí, mejor un paseo pero cuanto cuesta salir cuandoo se está mal, abrazotes marga!

Verónica O.M. dijo...

No se porqué no me sorprende, jaja.
Besos

silvo dijo...

Jaja, no em extraña jajaja, besines Verónica!

Rafa Hernández dijo...

Va a llegar el día y no tardará, que ya nos nos sorprenderá absolutamente nada.

Abrazo compañero.

silvo dijo...

Sí, jaja, un abrazo Rafa!