miércoles, 29 de abril de 2015

Las bici máquinas que son furor en Guatemala


En Guatemala cada vez son más populares las bici máquinas. Están realizadas con bicicletas viejas y se transformaron en una vía barata y ecológica para producir desde comida hasta shampoos o jabones.
Por el momento, cada aparato es únicamente hecho en forma manual por la empresa Mayal Pedal, una organización sin fines de lucro ubicada en San Andrés Itzapa, se fundó en 1997 como una colaboración entre un grupo canadiense, “Pedal”, y un mecánico del lugar, Carlos Marroquín. Actualmente, la institución es reconocida por varios de los aparatos que ha creado utilizando partes de bicicletas pero que tienen la fuerza de la energía humana.
Cada ejemplar está realizado a base de materiales de rodados viejos, concreto, madera y metal. Los diseños son 100% originales y son funcionales y económicos, porque se pueden conseguir desde los 40 dólares. Además, hay varios modelos para alcanzar diferentes objetivos.
Este molino de bicicleta se opera a través del pedaleo y tiene la capacidad de moler hasta un poco más de un kilo por minuto de cualquier tipo de grano como de maíz, café, o soja.
Por otra parte, luce como una bici fija con un batidora colocada arriba de la rueda delantera. Sin embargo, en vez de tener un motor eléctrico para hacer girar el filo, utiliza unas cuchillas sujetas a la rueda. Cuanto más rápido se pedalee, más rápido girarán y puede alcanzar una gran velocidad.
No obstante, otros diseños tienen una bomba de agua, un lavarropas o un generador. La mayoría de los dispositivos fue construido para atender a las necesidades de las mujeres indígenas de con el propósito de ayudarlas en sus actividades. Gracias a estos beneficios, pueden llevar más productos al mercado, por lo tanto también traer más comida a su mesa.
“Cada bici máquina tiene su propio diseño, que provienen de la experiencia, de hacer, fallar, e intentar otra vez. Su corazón es el pedal, pero cada una usa sus propias herramientas y funciona diferente”, explicó el director de Maya Pedal, Mario Juarez.
Su invención en las comunidades mejoró los procesos productivos. Por ejemplo, una comunidad de mujeres que hacen mantequilla de maní y tenían un arduo proceso al pelarlos, a partir de la bici máquina sólo necesitan cargarla y gastan la cuarta parte del tiempo.
La mejor parte de este producto es que son baratas, fáciles de mantener y ecológicas porque no consume energía ni producen desechos. Si la gente no son capaces de comprarla al contado, puede abonarla en cuotas y si se rompe, hay piezas de respuesto doisponibles. Asimismo, se calcula que en la zona ya hay alrededor de 4.500 máquinas.
Si bien el staff de quienes los construyen sólo está integrado por Carlos Marroquín y su hijo de 16 años, reciben ayuda de voluntarios internacionales, principalmente desde Europa. Curiosamente, esta idea también fue implementada por comunidades de América del Norte, del Sur y África
periodismo
Muy bien aprovechada la energía humana, encima se ahorran de gimnasio y están en forma

8 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Vamos hacernos con una de esas para ponernos en forma.

Abrazo compañero.

Verónica O.M. dijo...

Muy inteligente y práctico.
Besos

silvo dijo...

Seguro que nos vendría muy bien, un abrazo Rafa!

silvo dijo...

Seguro, sí, besines Verónica!

marga dijo...

Una gran idea, me sorprendió bastante y me gusta.
Muchos bicos.

silvo dijo...

Se puede sacar mucho provecho de ellos, abrazotes marga!

Manuel dijo...

La idea me parece fenomenal, es ecológica, te pones en forma, y sirve de ayuda a los más necesitados. Para mi, no se puede pedir más con tan pocos medios.
Un abrazo.

silvo dijo...

Es genial y hay mucho aprovechamiento de energía y reciclaje, un abrazo Manuel!