viernes, 9 de enero de 2015

Vicente Fernandez - Me Canse de Rogarle









En la plaza Garibaldi, la de los mariachi, había un local llamado, "Guadalajara de noche", era un lugar bastante elegante para lo acostumbrado, tampoco de lujo, yo iba allí, cuando podía, y como había actuaciones les pedía el tema que traigo hoy, no se como reaccionaréis vosotr@s pero a mí me hace que casi no lo acabo nunca, pero nunca de escuchar como Dios manda, bien lo solicitaba y me era concedido, cuando veáis la fuerza del mismo y su letra entenderéis por qué, especialmente ese " ella quiso quedarse cuando vió mi tristeza", es que me desborda 

Un grande de Mexico como es Vicente Fernandez nos canta el tema

Letra de "Me Cansé de Rogarle", también titulado "Ella"

Me cansé de rogarle,
me cansé de decirle
que yo sin ella
de pena muero...
No queria escucharme...
si sus labios se abrieron
fué pa' decirme...
ya no te quiero.
Yo sentí que mi vida
se perdía en un abismo
profundo y negro
como mi suerte...
quise hallar el olvido
al "estilo Jalisco"
pero aquellos mariachis
y aquel tequila
me hicieron llorar.
Me cansé de rogarle...
con el llanto en los ojos
alcé mi copa
y brindé...por ella...
no podía despreciarme,
era el ùltimo brindis
de un bohemio...
por una reina.
Los mariachis callaron...
de mi mano, sin fuerza,
cayó mi copa
sin darme cuenta...
ella quiso quedarse
cuando vió mi tristeza.
pero ya estaba escrito
que aquella noche
perdiera su amor.

6 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

No ha nacido otro, que cante las rancheras como este hombre; fabuloso.

Abrazo silvo.

marga dijo...

¡viva México! xD
a mí me encantan las rancheras, lo que más me gusta es el rock, pero tengo debilidad por esta música,
y su hijo, Alejandro Fernández, otro grande
abrazos, silvo

Verónica O.M. dijo...

Hermosa voz y canción.
A mi padre le encantaba.
Besos

silvo dijo...

Es un GENIO auténtico y muy adorado con razón, un abrazo amigo Rafa!

silvo dijo...

!VIVA México!!!
Es muy bello este género, su hijo genial también, besines marga!

silvo dijo...

El tema genial, la interpretación también y tu padre sabía muy bien lo que era bueno, besines Verónica!