domingo, 11 de enero de 2015

Capturan a un ladrón de ropa interior con un botín de 2.000 corpiños

Algunos ladrones suelen llevarse cosas muy extrañas: no todos buscan dinero y lujos, otros se conforman con cosas más simples como la ropa interior.
Los residentes en la ciudad de Yulin, China, fueron agasajados con una colorida variedad de más de 2.000 corpiños femeninos, acomodados con prolijidad y cuidado en el suelo en una plaza de su barrio.
Esos corpiños pertenecían a las mujeres del barrio, habían sido robados por un hombre de la ciudad en el transcurso de todo 2014, según informó un sitio de noticias local. El informe reveló que el hombre se ocupó de esconder la ropa interior robada en el techo del departamento en el que vivía.
Sin embargo, su extraño delito fue descubierto cuando una  parte del techo de su casa cedió. El gran peso de su botín hizo que se cayera su escondite, del que salieron varios conjuntos de corpiños y bombachas. Entre todo lo robado había muchos estilos: prendas de encaje, lisas, rayadas y con manchas de colores
Los investigadores se ocuparon de acomodar cuidadosamente toda la ropa interior en el exterior del edificio para determinar cuántos artículos había robado el hombre. Según dijo la policía, es el último integrante de una serie de ciudadanos chinos que han llegado a los titulares con distintos delitos relacionados con la lencería
periodismo
Lo que no nos cuentan es de donde los rebaba ¿sería de tendales o los traían puestos?

4 comentarios:

marga dijo...

lo que me extraña es que si llevaba todo un año robando las prendas, y todos los robos fueron en el mismo barrio, nadie hubiera denunciado nada

silvo dijo...

Muy raro todo, es cierto, un abrazo marga!

Verónica O.M. dijo...

Comparto la opinión de Marga, es bien extraño.
Besos

silvo dijo...

Muy raro, sí, besines Verónica!