martes, 24 de marzo de 2015

Benjamin Disraeli

Hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejores oradores.

Sin duda, lo bueno es saber hablar cuando se debe y callar cuando no

4 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Qué cierto.
Besos

silvo dijo...

Y nos solemos dejar deslumbrar por los buenos oradores, besines Verónica!

marga dijo...

Muy importante lo que dices, hay que saber cuándo callar y cuándo hablar.
¡Abrazos!

silvo dijo...

Eso es, aunque se haga difícil, abrazotes marga!