martes, 21 de enero de 2014

Ricardo Arjona

No caiga usted por amores, debe de levantarse

El refugio siempre lo encuentro en la soledad. Pero hablo de la soledad buena, la que escoges sabiendo que siempre hay alguien a quien recurrir. Lo que pasa es que vivimos en un mundo tan convulsionado y tan complicado que uno de los más grandes afanes que puede tener una persona, por lo menos yo, es estar tranquilo

Cuando manda el orgullo siempre reina la desgracia

Hoy es un buen día para empezar

El problema no es que mientas, el problema es que te creo

A tenerlo en cuenta, siempre levantarse que nos espera el mundo

La soledad es buena cuando la necesitamos para repasar algo, a mí me estorban cuando quiero ese repaso del que se sale con ideas claras

La tercera avisa de la fuerza del orgullo que hay que tener el justo para que no nos pisen

Cada día es bueno si comenzamos algo y nos ilusionamos

En esta quinta estoy de acuerdo pero también conozco gente que miente mucho y ya no sabes que es cierto y que no lo es

4 comentarios:

Odorica dijo...

Silvo, o zi vesela, te imbratisez, Odorica

silvo dijo...

Gran día para tí y un abrazo Odorica!

Verónica O.M. dijo...

Haré hincapié en la del orgullo.
Algunas personas dado su orgullo hacen desgraciadas a otras.
Besos

silvo dijo...

Muy cierto Verónica, prefieren no perder en eso aunque todo se hunda, besos y buena noche!