lunes, 7 de diciembre de 2015


El palo para tomar selfies ya es una moda instalada, y una escuela de defensa personal en Moscú tuvo la original idea de incluirlos como arma en sus clases de combate
“En muchos países los asaltos a turistas son moneda corriente, y el único instrumento para defenderse que los viajeros tienen a mano suele ser un selfie-stick,” comentó un profesor de M-PROFI. Sacarse fotografías con un smartphone costoso atado a un palo claramente distingue a una persona como turista, volviéndolo un objetivo vulnerable de robo. En esos casos, utilizar el palo como método de defensa cobra pleno sentido.
Las clases de defensa personal son brindadas por un grupo conocido como ‘Association of Safe Selfies’. “Ya es hora de que el selfie-stick cumpla otro propósito además de sacar fotografías,” afirmó el presidente del grupo, agregando que el método de defensa personal que incluye la herramienta, llamado ‘mpd-fight’ (abreviatura de monopod-fight ) ya es moda en todo el mundo.
Volverse un experto mpd fighter solo lleva cinco clases, y según un vocero de M-POFI, el método de lucha puede ser muy útil a la hora de combatir practicantes de boxeo, lucha y artes marciales mixtas.

periodismo

Espero que se use solamente como defensa