lunes, 13 de julio de 2015

Pasa 50 años visitando cada país del mundo

Lamentablemente, Podell fue mordido por “el bichito” de viajar cuando era muy joven y le dijo al medio Daily Mail: “A los seis comencé a coleccionar estampas y mientras el resto de los niños se especializaban en algunos países, yo quería una de cada Nación. Eso fue quizás lo que me inspiró”. Además, eso hizo que se interesara en las islas, las personas y los lugares que mostraban esas imágenes. Entonces, resolvió que eso sería lo que haría.
Cuando fue mayor, empezó con la aventura cada vez que su trabajo se lo permitía. A los 28 comenzó una expedición alrededor del mundo, rompiendo el récord del viaje en auto más largo del mundo, pero cuando envejeció aún más se dio cuenta que no estaba satisfecho con solo hacerlo esporádicamente.
“Cuando pasé la mitad de mi edad, todavía quería tener una gloriosa aventura y cuando me di cuenta de eso ya había estado en 90 naciones. Entonces,  reflexioné que quizás sea capaz de visitar cada uno de los 196 países”, contó.
A lo largo de sus experiencias ha pagado hasta 10 dólares la noche y ha dormido en bolsas de dormir en junglas, , glaciares, aeropuertos, carpas, árboles, carreteras, y la lista sigue. No obstante, ha atravesado situaciones realmente terroríficas, como cuando no le podía probar al gobierno de Egipto que no era judío o cuando en Cuba pensaban que pertenecía a la CIA y fue arrestado en Baghdad. Asimismo, comió cosas  exóticas como un oso hormiguero, ratas, escarabajos, iguanas, cocodrilos y otras rarezas muy impresionables.
Podell tiene un estricto criterio para considerar que un país fue realmente visitado y para eso debe cumplir con tres requisitos: tiene que ser una Nación reconocida al momento de arribar allí, tienes que tener la visa o haber entrado legalmente y contar con una estampilla en el pasaporte.  Además, debes haber ido al menos a la capital y estar allí por 24 hs y si es posible atravesar el país en una dirección.
Con el tiempo desarrolló su propio sistema de evaluación de cada lugar con el “Ranking del papel higiénico”. Podell considera que si bien se pueden pasar horas mirando las estadísticas del Banco Mundial, él mide las cuestiones económicas y sociales según si hay papel higiénico en los baños públicos o no.
A pesar de que ha estado en todas partes, Estados Unidos es su país favorito y argumenta: “Tenemos los mejores escenarios del mundo y somos una sociedad heterogénea”. Sin embargo, destaca: “Si tuviera que elegir países serían: Suiza, por su escenario, y por su comida elegiría a Vietnam, Francia y Tailandia. Luego, por su cultura, me quedaría con Francia, Inglaterra, España y Egipto”
Por ultimo, reflexiona que una de las mayores lecciones que aprendió en sus viajes es que la gente es la misma en términos de amar a su familia y a sus hijos, su deseo de ser feliz y la esperanza de vivir en un lugar mejor y tener una mejor vida.
periodismo
Es buena esta act5ividar de visitar todo y ademásél parece hacerlo muy bien ya que conoce mucho, nuestra sociedad (la de España) le encanta